Los pensionistas autónomos cobran un 40,7% menos que los asalariados

Los pensionistas autónomos cobran un 40,7% menos que los asalariados

trabajador-experimentado

España cerró el año 2014 con 1.250.048 autónomos pensionistas, que representan un 1,4% más que en 2013. Esto se traduce en 17.212 jubilados más procedentes del RETA, según la organización de autónomos UATAE. Se aprecia un incremento mucho menor que en 2013 cuando las pensiones de los profesionales por cuanta propia aumentaron en 27.368, un 2,3% más respecto a 2012.

Según los datos publicados hoy por el Ministerio de Empleo, la pensión media de los trabajadores autónomos fue de 684,54 euros mensuales a 1 de enero, que supone un 40,7% menos que los asalariados del Régimen General, que de media ingresan unos 1.155 euros mensuales. La diferencia se sitúa por lo tanto en 470 euros.

Las organizaciones de autónomos responsabilizan de esto a las menores bases de cotización de los trabajadores por cuenta propia, por lo que insisten en realizar unas cuantas reformas para que cada profesional acabe cotizando en función de sus ingresos reales. No olvidemos que la mayoría de los autónomos lo hace por la base mínima.

El secretario general de UPTA, Sebastián Reyna, asegura que en la actualidad hay “casi un millón de autónomos que cotizan por encima de sus ingresos reales, pero otros tantos lo hacen por debajo”, lo que a su entender convierte en injusto e insolidario el “sistema”.

En UATAE aprecian que los niveles de crecimiento de los autónomos se asemejan bastante a los registrados en en 2012, 2011 o incluso 2009. Consideran algo excepcional que se disparasen las jubilaciones de profesionales por cuenta propia en 2013, apunta la secretaria general, María José Landaburu. Y es que en ese ejercicio muchos trabajadores optaron por la jubilación debido a la “insostenibilidad de muchas actividades fruto de la crisis económica, la inseguridad y el temor que se generó por parte del Gobierno en forma de recortes en el sistema de pensiones”. Por aquel entonces muchos autónomos consideraron que lo mejor era jubilarse en lugar de continuar con su actividad profesional debido al miedo existente a que el “cálculo de la pensión” les fuese a perjudicar.

Desde UPTA consideran que el freno en las jubilaciones de los trabajadores por cuenta propia se deben a que la situación de crisis se ha ido calmando y las bajas rentas de los locales.

4 Comentarios

Deja tu comentario