La empresa americana ha anunciado la reestructuración de su departamento de drones. Un anuncio que lleva consigo varios despidos, todos ellos dentro del departamento de I+D y fabricación de su anunciado y deseado programa de envíos de drones.

En las últimas semanas, la compañía llegó a acuerdos provisionales con dos fabricantes externos para construir componentes de su tan esperado avión no tripulado. Una de estas empresas es la española Aernnova, lo que es, sin duda, una buena noticia para el ecosistema startup español, pero que posiblemente estén tras estos despidos.

A pesar de llevar al menos siete años de preparación, presentado por primera vez por Jeff Bezos, fundador de Amazon, en 2013, las entregas de drones a gran escala todavía es algo que parece lejano para esta compañía.

“Como parte de nuestras operaciones comerciales regulares, estamos reorganizando un pequeño equipo dentro de nuestra organización Prime Air más grande para permitirnos alinearnos mejor con las necesidades de nuestros clientes y el negocio”, dijo la portavoz Kristen Kish, en un comunicado enviado por correo electrónico a Financial Times. “Para los empleados afectados, estamos trabajando para encontrar roles en otras áreas de la compañía”.

Aunque no todos son malas noticias para este departamento y también hemos conocido que muy pronto podrán empezar a hacer envíos de prueba a clientes reales tras cumplir con los estrictos requisitos de la aviación americana.