Donald Trump demanda a Twitter, Google y Facebook por censura

Descubre la nueva polémica del ex-presidente de la Primera Potencia.

Este miércoles Donald Trump informó acerca de la demanda presentada en contra de las empresas tecnológicas Facebook, Google y Twitter por censura. Del mismo modo hacia sus ejecutivos principales por haberlo expulsado de las redes sociales.

Esta decisión fue tomada en base del asalto al Capitolio por un grupo de sus seguidores ocurrido en enero. Además, por los rumores que el exmandatario publicaba sobre el fraude electoral en Estados Unidos.

Por tal motivo, ofreció una rueda de prensa desde su club de golf en Bedmister (New Jersey) donde está al frente de una acción civil colectiva por reprimir su voz, así como otras voces conservadoras, donde declaró: “Pedimos que las censuras se acaben, el destierro, las listas negras y las cancelaciones que ustedes conocen tan bien.”

Nueva demanda del ex-presidente de USA

Recordando que tanto Facebook como Twitter, suspendieron de manera indefinida las cuentas de Trump posterior a la invasión violenta al Capitolio el 6 de enero. Donde un grupo de sus seguidores intentaron sabotear la confirmación de la victoria electoral del demócrata Joe Biden. Esto es gracias a los mensajes de ese día donde hizo llamado a las protesta lo cual los estimuló.

Las demandas fueron presentadas en un tribunal del distrito sur de Florida, donde vive en la actualidad desde que dejó la Casa Blanca. Alega, que las plataformas obstruyen el derecho a la libertad de expresión consagrada por la Primera Enmienda de la Constitución.

Por lo que este principio concierne a los poderes públicos y no a las empresas privadas, alegando que estas redes sociales no se deben considerar un actor privado sino público como un Gobierno.

Al parecer que con la ley de la decencia de las comunicaciones, de 1996, la demanda no ha avanzado sus pasos. Este reglamento determina que las compañías quedan absueltas de responsabilidades por los contenidos publicados por sus usuarios. Sin embargo, dichas plataformas pueden filtrar o moderar tales mensajes si quebrantan sus reglas.

Trump y las redes sociales

Facebook ha considerado, que ciertos mensajes de figuras públicas pueden representar un riesgo para el orden público por lo que deben ser infringidos. La firma tomó la decisión el pasado 4 de junio de suspenderlas cuentas de  Donald Trump por un plazo aproximado de 2 años.

Esto se debe a la conjetura de  analizar la decisión del 7 de enero del 2023, para las elecciones de  noviembre del 2024, donde el expresidente ha insinuado en reiteradas ocasiones que se presentará. La empresa optó por la recomendación de su consejo de supervisión independiente que un mes antes había sugerido bloquear dicho perfil.

Como respuesta a esta decisión Trump expresa “Nuestro caso demostrará que esta censura es ilegal, inconstitucional y completamente antiamericana”. “Si me lo hacen a mí puede hacérselo a cualquiera”. En la demanda le pide al juez una orden para el desbloqueo de esa suspensión que tiene un impacto a su vida política.

La ausencia del expresidente de estas plataformas ha sido un golpe fuerte hacia su presencia social y mediática. Según el seguimiento realizado por The Washington Post en las redes sociales de Twitter, Facebook, Pinterest y Reddit las referencias acerca del exmandatario se han desvanecido en un 95% entre enero y junio.

Su blog personal, que abrió en los inicios de mayo cerró un mes después. Envía constantes comunicados a la prensa y a sus seguidores casi todos los días, con el mismo tono coloquial y en ciertas ocasiones agresivo como la hacía mediante Twitter. Sin embargo, tiene menor efecto en los medios.