Lado Barings – Qué es, Definición y Concepto | 2022


Barings Bank, que data de 1762, fue la entidad bancaria más antigua de Inglaterra. Sin retención, en 1995 el sotabanco quebró oportuno a las operaciones especulativas de uno de sus empleados, el comerciante Nick Leeson.

Una larga trayectoria de más de dos siglos de historia había convertido a Barings Bank en el sotabanco más antiguo de Inglaterra. La entidad había jugado un papel esencia en la financiación de Gran Bretaña en conflictos como las Guerras Napoleónicas.

Siquiera debemos olvidar que fue un sotabanco muy importante a la hora de financiar las dos guerras mundiales, ya que proporcionó la solvencia que necesitaba el gobierno inglés en aquellos convulsos tiempos.

El sotabanco acabó gozando de un gran prestigio, teniendo a la grupo verdadero británica entre sus clientes más importantes. Con el tiempo, Barings Bank ha acogido una táctica de expansión. Como parte de esta expansión, las acciones de su regente en Asia llevaron al colapso de Barings Bank en 1995.

Nick Leeson, el hombre que llevó a la bancarrota al Barings Bank

Nacido en la ciudad inglesa de Watford en 1965, Nick Leeson ha trabajado en entidades del sector financiero como Coutts y Morgan Stanley. En 1989, Leeson se unió al personal de Barings Bank.

Sin retención, durante su mandato en Morgan Stanley ya había departamento en futuros y opciones.

Se incorporó a Barings Bank, estuvo adscrito a Asia, hasta que en 1992 fue renombrado CEO de la oficina de Opciones y Futuros de Singapur. De esta forma pasó a ser responsable de la gobierno interna y de riesgos de la compañía, llegando a ser caudillo de operaciones del Barings Bank. en el continente oriental.

El camino al colapso

Inicialmente, Nick Leeson trabajó con futuros de forma convencional. Pero, frente a la posibilidad de mayores beneficios, ha decidido incrementar sus niveles de apalancamiento.

Leeson se había convertido en un comerciante muy respetable que era valorado por sus superiores, lo que le permitía una gran franqueza de movimiento. Sin retención, un día sufrió pérdidas.

Para evitar reportar estas pérdidas a sus superiores, optó por crear la citación cuenta 88888. De esta forma ocultaba las pérdidas, a las que llamó errores de back office. En otras palabras, estaba contabilizando las pérdidas como errores de filial y gobierno.

Pero las pérdidas de Leeson no fueron únicas y comenzaron a acumularse. Las operaciones negativas no pararon de inflar la cuenta 88888, que en 1994 alcanzó la escandalosa signo de 208 millones de libras. Cada operación cerrada en gafe ha llevado a Leeson a aumentar excesivamente el apalancamiento. Esto llevó al propio Leeson al extremo de comprar y negociar futuros por su cuenta.

Especular con Japón

En 1995, ocurrió el terremoto de Kobe, un desastre natural en Japón que no solo arrasó con su infraestructura, sino que igualmente provocó un colapso colosal del índice Nikkei de Japón y devastó la riqueza japonesa.

En medio de esa tragedia, Leeson vio una oportunidad y optó por un esforzado apalancamiento en contratos Nikkei y derivados de divisas. Leeson había hecho una puesta muy arriesgada creyendo que el selectivo japonés se mantendría estable tras el terremoto de Kobe.

A los fanales de Leeson, la reconstrucción era un negocio rentable, ya que implicaba préstamos para financiarlo, grandes contratos de construcción, etc. Todo esto llevó a Leeson a comprar en torno a de la medio de los futuros de Nikkei.

Las predicciones de Leeson no se cumplieron y el Lado de Japón optó por respaldar la reconstrucción del país con bonos del gobierno. Esto significó que los inversionistas extranjeros como Leeson no pudieron beneficiarse de la reconstrucción. Todo esto aceleró el colapso de Barings Bank.

El fin del Lado Barings

Finalmente, los auditores revisaron las cuentas de Leeson. El resultado de la revisión fue una pérdida de £ 827 millones (el doble del haber comercial del propio Barings Bank).

Aunque el gobierno inglés intentó redimir el Barings Bank, la situación era insalvable y el 26 de febrero de 1995 se anunció la decadencia de la entidad bancaria más antigua de Inglaterra.

Por su parte, Leeson se dio a la fuga, aunque finalmente fue detenido en Alemania y extraditado en noviembre de 1995 a Singapur. Tras declararse culpable de falsificar documentación y ocultar información a los auditores, fue condenado a seis primaveras y medio de prisión. No mucho posteriormente, fue donado de suscripción oportuno a un cáncer de colon, al que logró sobrevivir.

En cuanto a Barings Bank, la entidad fue adquirida por el sotabanco holandés ING a un precio de 1 libra. En concreto, fue la entidad holandesa la que asumió las deudas de Barings Bank.

Seguidamente, Nick Leeson estrenó su diario bajo el título Rogue Trader y, en 1999, se estrenó una película del mismo título en la que el actor Ewan Mcgreegor interpretó a Leeson.



Source link