Ben Bernanke – Capital


Ben Bernanke, nacido en Augusta, Estados Unidos, es un economista y político estadounidense que presidió la Reserva Federal de 2006 a 2014.

Miembro del Partido Republicano, Bernanke asesoró al presidente estadounidense George W. Bush en asuntos económicos y además fue jerarca de la Reserva Federal durante los gobiernos de Barack Obama.

Hijo de un farmacéutico y profesor, Bernanke se graduó con una carrera en Capital de la Universidad de Harvard en 1975 y un doctorado del Instituto Técnico de Massachusetts en 1979.

Como parte de su carrera profesional ha impartido docencia a nivel universitario, mientras que, como economista, ha abordado diversos temas como las políticas monetarias, la Gran Depresión y los ciclos económicos.

Venida de Ben Bernanke a la Reserva Federal

De la mano del presidente George W. Bush, Ben Bernanke se incorporó a la Reserva Federal en 2006 para suceder a Alan Greenspan.

Su tiempo al frente de la Reserva Federal marcó cambios con respecto a su predecesor, ya que Bernanke abogó por un objetivo de inflación. El objetivo de esta meta de inflación era encontrar un invariabilidad entre el crecimiento financiero y la estabilidad de precios.

Sin bloqueo, Ben Bernanke no lo iba a tener realizable durante su etapa al frente de la Reserva Federal. Y es que, conexo al presidente Bush y el entonces secretario del Fisco, Henry Paulson, le tocó dar respuesta al estallido de la crisis de las hipotecas subprime.

La crisis de las hipotecas subprime

El estallido de la crisis de las hipotecas subprime llevó a Ben Bernanke a recortar los tipos de interés para estimular la hacienda. Sin bloqueo, la musculoso caída de los tipos de interés no nos permitió salir de la gran recesión.

Delante ello, la Reserva Federal apostó por una musculoso expansión monetaria a través de la creación de caudal, al tiempo que se encargó de agenciarse los bancos más afectados por la crisis.

A pesar de la arribada de Barack Obama a la Casa Blanca en 2008, esto no ha cambiado a Bernanke. El presidente Obama agradeció el trabajo de Bernanke y creía que había jugado un papel esencia en la prevención de una recesión aún más profunda.

Las medidas implementadas por Ben Bernanke rompieron con las parecer neoclásicas. Todo esto se debe a las políticas intervencionistas que implementó para corregir las fallas del mercado y chocar el daño que la burbuja inmobiliaria había causado a la hacienda estadounidense.

Ahora, no fue solo un elogio para Bernanke. El entonces presidente de la Reserva Federal fue duramente criticado por no predecir el estallido de la burbuja inmobiliaria o por venir al rescate de los bancos. Todo esto generó una gran controversia, ya que mientras el estado rescataba al sector financiero, el pueblo estadounidense enfrentaba importantes aumentos de impuestos.

Las ideas económicas de Ben Bernanke

Uno de los campos de la hacienda más investigados por Bernanke fue la Gran Depresión. Para Bernanke, el origen de esta crisis se debió a una colosal disminución de la ofrecimiento monetaria. A diferencia del renombrado economista Milton Friedman, Bernanke señaló que las tasas de interés se elevaron prematuramente.

De hecho, Bernanke argumentó que la crisis crediticia durante los primeros abriles de la Gran Depresión ayudó a profundizar la recesión. Esto es lo que se pira un acelerador financiero.

Cerca de destacar las opiniones de Ben Bernanke sobre política monetaria. Por lo tanto, abordó aspectos fundamentales como la ofrecimiento monetaria y las tasas de interés.

En cuanto a la ofrecimiento monetaria, Bernanke es partidario de que el gobierno emita caudal para evitar que el país caiga en la temida deflación.

Igualmente pira la atención que Bernanke vea la política fiscal como un tema exclusivo de la clase política. Como economista y presidente de la Reserva Federal, dijo que simplemente estaba a cargo de la política monetaria.

Cuando se negociación de cambios en las tasas de interés, Bernanke fue muy criticado durante su papel durante la crisis de las hipotecas de suspensión aventura. Los críticos de Bernanke argumentaron que debería favor bajado aún más las tasas de interés para estimular la demanda agregada.

Finalmente, un defensor de la peso comercial, Bernanke fue muy crítico con el superávit comercial de Alemania. El economista estadounidense y ex presidente de la Reserva Federal señaló que la suscripción demanda extranjera de productos alemanes afecta los niveles de empleo y producción más allá de las fronteras alemanas.



Source link