historia de la pagina web


El 23 de agosto de 1991 apareció la primera página web de la historia. Desde entonces, la web ha revolucionado el mundo y es impensable residir sin páginas web.

Es cierto que la primera página web de la historia no tenía falta que ver con las nuevas páginas web, ya que carecía de imágenes o videos, entre otras cosas.

Con el tiempo, las páginas web han ido evolucionando y, gracias a ellas, es posible preguntar a los buscadores y obtener la información que necesitamos.

Orígenes de las páginas web

Internet tiene orígenes militares, pues más o menos de 1969 el Sección de Defensa de los Estados Unidos lanzó una red emplazamiento ARPANET para conectar varias universidades del país.

Estas comunicaciones trascendieron más allá de la agrupación y lo marcial. Pero una forma más simple de comunicación y navegación se volvió esencial.

Aquí es donde irrumpió el comprobado britano Tim Berners-Lee, que trabajaba para la Estructura Europea para la Investigación Nuclear. Berners-Lee logró crear una forma de comunicación basada en hipertexto a la que llamó World Wide Web (www).

Si aceptablemente es cierto que el comprobado inglés comenzó a profundizar en el crecimiento de los sistemas de direcciones HTML y URL en 1989, fue recién en 1991 cuando vio la luz la primera página web.

Cerca de señalar que las primeras páginas web eran muy primitivas, sin menús intuitivos, videos o imágenes. Adicionalmente, las páginas web solo funcionaban en el navegador World Wide Web de Berners-Lee y en las computadoras NEXT.

Los navegadores y la arrebato de las páginas web

Al navegador diseñado por Tim Berners-Lee le siguió Mosaic, compatible con Windows y Mac. Después, le seguiría el exitoso Netscape Navigator y en 1995 Internet Explorer aterrizaría en manos de Microsoft.

Internet Explorer ha sido ampliamente aceptado como compatible con el sistema activo Windows. Delante esto, Netscape optó por liberar su código fuente para crear Mozilla en 2004. Google haría lo propio en 2008, dando a luz al navegador Chrome.

A pesar del crecimiento de Internet, las páginas web y los navegadores, la red no estaba al inteligencia de todos los bolsillos. Se consideró una red de comunicaciones demasiado cara y demasiado lenta.

Pero las empresas no tardaron en darse cuenta de las oportunidades que ofrecía el formato web. La triple w ofrecía a las empresas amplias posibilidades comerciales, así en 1993 la esclavitud de música MTV o el diario The Economist lanzaron las primeras páginas web con fines comerciales.

Cuando surgieron las páginas web, se registraron manualmente, y el propio Tim Berners-Lee actualizó la registro en computadoras de la Estructura Europea para la Investigación Nuclear.

En 1994, Berners-Lee lanzó el Consorcio WWW, que se ocupaba de los estándares de rendimiento de las páginas web.

los buscadores

Delante la aparición de cada vez más páginas web al mercado, han surgido robots que han escaneado Internet en búsqueda de nuevas páginas. Así nació, en 1993, el primer autómata web, conocido como World Wide Web Wanderer. Ahora, el honor de ser el primer motor de búsqueda en utilizar ha sido para Aliweb.

Con la proliferación de páginas web y la democratización de Internet han llegado nuevos buscadores como Lycos, Yahoo, Excite, Infoseek o Altavista. Pero, en 1997, llegó el que sería el gran buscador por excelencia: Google.

De la web 1.0 a la web 3.0

La web 1.0 permitía la comunicación a través de enlace o correo electrónico. Sin secuestro, los foros todavía han surgido como una nueva forma de comunicación. Sin secuestro, la web 2.0 iría un paso más allá.

Así, a principios de 2002, surgió la Web 2.0. De la mano de la web 2.0 llegaron los chats, videochat, blogs y la posibilidad de introducir vídeo, audio y comentarios. Todo esto fue el trampolín valentísimo para redes sociales como Facebook y YouTube.

La Web 3.0 pretende utilizar lenguajes y procedimientos que proporcionen a los usuarios una Internet más personalizada. A través de la web 3.0, por consiguiente, se potencian las búsquedas personalizadas, se potencian las redes sociales, se perfeccionamiento la velocidad y se ofrece la posibilidad de conectarse a otros dispositivos.

Siquiera debemos olvidar que la web 3.0 ofrece una navegación más sencilla, la posibilidad de trabajar en la nubarrón, acercamiento a programas gratuitos o herramientas de geolocalización.



Source link