Industria 4.0 – Qué es, definición y concepto | 2022


La Industria 4.0 está constituida por la cuarta fase de desarrollo y progreso, en la que la interconexión y la digitalización son las principales fortalezas tecnológicas.

En otras palabras, si es cierto que en la llamada tercera revolución se ha implementado una transformación informatizada de la industria, en la cuarta revolución hay un proceso de intensa digitalización.

El mejor ejemplo lo encontramos en la sustitución de vídeo VHS o DVD por formatos de vídeo alojados en una plataforma de streaming o en formato digital, ya sea MP4 o no. Lo mismo sucede con las cámaras, pasaron de ser analógicas a ser digitales, con lo que esto significa: supresión de la foto revelación y cambios en el comportamiento y hábitos de los consumidores.

Este proceso ayudó a eliminar una gran cantidad de elementos físicos para almacenar información, reemplazándolos por unidades de almacenamiento reutilizables. Por ejemplo, un CD con canciones de un grupo musical, una vez grabado, ya no se puede usar para agregar música nueva. Con un Pen-drive puedes borrar las canciones que no te interesan y guardar otras nuevas.

Las personas que conoces están en el campus.

Para que aprendas mucho más sobre finanzas, inversiones y el mercado de valores, hemos creado el Campus de Economía. Una plataforma de videocursos, diseñada para que aprendas de forma divertida con contenidos prácticos y divertidos.

La suscripción cuesta 14 dólares y te das de baja cuando quieras.

Precedentes en las revoluciones industriales

Cuando hablamos de la primera, segunda, tercera o cuarta revolución industrial, estamos comentando diversos avances que conllevan grandes cambios, no solo económicos, sino también sociales y culturales.

1ra revolución Fabricación de productos a mano. Producción en serie con máquinas.
2da revolución Uso de carbón o madera y líneas de montaje básicas. Fuentes de energía más potentes y líneas de montaje especializadas.
3ra revolución Datos e información procesados ​​con herramientas sencillas. Datos e información procesados ​​de forma más eficiente con herramientas informáticas.
cuarta revolución Procesos y tareas realizadas de forma analógica. Procesos automatizados y, por tanto, más digitalizados.

Como vemos, una revolución no es posible sin la anterior, ya que implica evoluciones y transformaciones de las tecnologías existentes o, en su defecto, se crean nuevas tecnologías a partir de las existentes.

Un ejemplo es la digitalización del sector, que no sería posible sin haber pasado antes por los inicios de la era de la información.

Aplicaciones Industria 4.0

Las aplicaciones en el sector se han vuelto más transversales que nunca, ya que independientemente del sector al que pertenezca la empresa en cuestión, esta puede adoptar determinadas tecnologías.

Esto es posible gracias a Internet, y las posibilidades que ofrece la tecnología en este campo son muy amplias en un sentido industrial. Sus aplicaciones pueden ir desde medir la humedad del suelo en un cultivo, hasta pronosticar las habitaciones disponibles en un hotel según la temporada.

Este tipo de información ayuda a las empresas a ser más eficientes y a tener datos útiles para la conducción de sus negocios.

Siguiendo con el ejemplo, si el terreno de cultivo ya está húmedo y tenemos programado el riego por goteo, reprogramarlo nos ayudará a ahorrar agua y, por tanto, costes.

Por otro lado, en el caso del hotel que prevea de forma eficiente la carga de trabajo que tendrá según la temporada, podrá organizar su plantilla según las necesidades de la empresa.

Ejemplos comentados de los sectores primario y terciario, quedaría el secundario. En secundaria, el impacto de este tipo de tecnología es más que evidente, ya que suele depender más de maquinaria y elementos informáticos.

Ejemplos de tecnologías en la industria 4.0

Algunos ejemplos de tecnologías industriales son:

  • Internet de las Cosas.
  • Trabajo en la nube.
  • Automatización e inteligencia artificial.

Si bien todos son compatibles entre sí, el Internet de las cosas (IoT) es la piedra angular de la digitalización en general. Del IoT nacen industrias derivadas como la domótica.

Por otro lado, estaría el trabajo en la nube, la automatización y la inteligencia artificial. Cuando se trata de trabajar en la nube, es tan simple como debe ser, ya que intenta establecer un espacio donde varias personas puedan trabajar en el mismo proyecto sin tener que estar en la misma ubicación física.

Y por último, tendríamos la automatización y la inteligencia artificial (IA, Artificial Intelligence). Si bien es posible crear procesos de automatización que no requieran IA y que sean extremadamente útiles y efectivos, la tendencia será que ambas tecnologías vayan de la mano con el tiempo.

Esto significa que la inteligencia artificial es capaz de supervisar procesos automatizados y tomar determinadas decisiones en caso de errores, discrepancias u otro tipo de circunstancias.



Source link