Interés Acumulado – Qué Es, Definición y Concepto | 2022


El interés acumulado es el interés generado durante un período de tiempo determinado que no ha sido pagado al merecedor correspondiente.

En finanzas y contabilidad, el concepto de interés devengado se refiere al barriguita de interés irresoluto de cuota en un momento hexaedro.

Este ingreso que se sostiene y no se ha cumplido en algún momento del calendario de pagos o cuotas.

A la hora de acometer una determinada inversión o financiación, es necesario tener en cuenta la admisión de un barriguita de intereses generado.

Dicho esto, los intereses que se generen o acumulen podrán ser pagados o satisfechos en cada cuota o al vencimiento del crédito o préstamo.

Se disponen en planes de cuota que consisten en la unión de una devolución de principal más intereses calculados según diferentes criterios.

Principales características de los intereses devengados

Este tipo de interés tiene algunas características a tener en cuenta:

  • Perspectiva diferente: Contablemente, estos intereses pueden ser considerados como gastos (para el prestatario) o como ingresos (para el prestamista).
  • Medio ambiente de cálculo: Conceptualmente, el interés devengado se puede encontrar a tasas de interés compuestas. Es asegurar, el interés calculado sobre un principal y el interés irresoluto de cuota.
  • Relevancia de la duración: En los préstamos o créditos a espléndido plazo, se acostumbra contraer un decano nivel de interés y, luego, mayores volúmenes de interés acumulado.
  • Requisito de colección: En ocasiones, los acreedores establecen incentivos para el cuota de intereses periódicos y la reducción de su acumulación. No obstante, el plazo de cuota se pacta al inicio de cada préstamo.

Por otro flanco, en la vida económica y financiera cotidiana asimismo es global denominar a estos intereses como rendimientos acumulados, especialmente en el jerga del crédito.

Intereses acumulados y bonificaciones

En el campo específico de las inversiones, es global encontrar este nombre. Esto sucede en los casos en que se acumulan intereses de bonos.

Luego se pagan a través de un proceso de cuota de intereses de bonos. El calendario que las establece depende de cada entidad financiera.

La fórmula más habitual es el cuota de intereses mediante cupones semestrales.

Este es el caso de otro tipo de títulos como la renta fija. Cuando se adquiere un valencia, es necesario respaldar el precio de cotización en el mercado, adicionalmente de los intereses devengados desde la última aniversario en que se pagó.



Source link