Las entregas de Tesla se ralentizan después de dos años



  • Los analistas no son optimistas sobre el futuro de las acciones de Tesla
  • La política anti-Covid de China ha sido un factor clave en este declive
  • Las fábricas de Alemania y Texas generan grandes pérdidas.

 

Los analistas de Wall Street expresaron su preocupación después de que la compañía liderada por Elon Musk informara que sus entregas trimestrales cayeron significativamente después de dos años.

Según las cifras entregadas por la empresa, en el segundo trimestre se entregaron 254.695 unidades, 18% menos que en el primer trimestre del presente año.. Aunque sus entregas fueron un 27% superiores a las del año anterior y las razones de este desabastecimiento pueden ser temporales. Una explicación de este declive radica en la política Anti-Covid llevada a cabo por el estado chino que afectó la producción de Tesla en Shanghái así como un aumento en los componentes metálicos que necesitan las baterías fueron dos de las razones detrás de este declive. .

¿Qué razones encajan en este punto de inflexión en Tesla? Principalmente una expansión hacia sectores de mayor volumen con precios más bajos. Esto implicaría riesgos considerables relacionados con la demanda, la ejecución y la competencia.

También hay razones para creer que tanto la producción como los resultados financieros podrían verse afectados por problemas de ejecución en las nuevas plantas de Berlín y Austin, Texas. El mismo Elon Musk describió estas plantas como «grandes calderas de dinero» pero pierden millones de dólares. Estas dos fábricas son las que mayor impacto económico han generado en los resultados trimestrales de Tesla.

Sin embargo, otros analistas coinciden en que los volúmenes de fuerza total se recuperarán hacia fines de este año. El público inversionista esperará a que la empresa informe sus ganancias del segundo trimestre el 20 de julio.

Los analistas de mercado de JP Morgan redujeron el precio de las acciones del fabricante de automóviles entre $ 10 y $ 385. Las acciones de Tesla abrieron a la baja hoy cotizando a $ 660 en un comienzo del mercado que promete ser difícil. Acumulan una pérdida superior al 46% en lo que va de año

 

 



Source link