El programa “Desafía FoodTech” lanza su primera edición gracias a ICEX

Conoce la iniciativa Desafía FoodTech y su influencia.

Una de las razones por las cuales ICEX lanza Desafía vertical en España, es porque esta es una potencia en la empresa de alimentos a nivel mundial. La cual se posiciona en el séptimo lugar de países exportadores.

Para fortalecer esta posición es fundamental incrementar la innovación, representada por el sector FoodTech.

La fusión de estas empresas ha producido un impacto directo en todos los eslabones de la cadena alimenticia. Fortaleciendo, la capacidad para generar nuevos ingredientes y productos, así como también la sostenibilidad de la empresa y la responsabilidad ante el medio ambiente.

El ecosistema de empresas en el sector FoodTech en España sobrepasa las 400. Estas desarrollan habilidades vanguardistas y son llamadas a jugar un papel primordial para las empresas agroalimentaria.

Los países bajos tienen la disponibilidad de ecosistemas muy beneficiosos en el emprendimiento. Por lo que cuentan con distintos fondos de inversión a parte de aceleradoras expertas en alimentación alternativa.

Algunas de ellas están enlazadas a la Universidad de Wageningen, que dispone de un aproximado de 120 millones de euros en inversión, por lo que están formando muchas startups y scaleups.

La extensión internacional de Desafía FoodTech

Entre las plataformas que se anexaron a esta iniciativa, se encuentra Foodvalley. La cual engloba unas 1.500 nuevas empresas, tanto neerlandesas como internacionales dedicadas a la tecnología agrícola. Y poseen programas de aceleración para dichas startups.

Además, existe una importante red de multinacionales de alimentos enfocada en la distribución, gracias a un régimen fiscal propicio, a unos costos de empresas y una buena localización.

La agrupación de estos elementos, transforman a los Países Bajos, como una alternativa para  que las compañías españolas del sector FoodTech fortalezcan sus modelos de negocios y la extensión internacional. Ya que el Programa Desafía tiene como propósito fortalecer el procedimiento de internacionalización de todas las compañías  que innovan para exponerlas en lugares claves.

Se han desarrollado hasta la presente fecha, dos centros más Tel Aviv en colaboración con Red.es y San Francisco. No obstante, el que se creara en los Países Bajos es el primero dirigido en específico al sector FoodTech.

Este programa tiene como objetivo dos semanas de actividades en el entorno de emprendimiento neerlandés. Que junto a una agencia experta se incrementarán tareas de networking, visitas a empresas, talleres y acciones para escalar.

De esta manera las empresas españolas del sector FoodTech tendrán la posibilidad de entrar en contacto directo, con los agentes más importantes que estén participando en el emprendimiento. Después de este lapso de tiempo, ICEX seguirá apoyando a las compañías en nuevas tareas de afianzamiento en eventos, y a los interlocutores  internacionales más importantes.