Por prácticas publicitarias falsas, Google tiene que pagar US$ 270 millones en Francia

Google elude sanciones con el Gobierno Francés.

Google tiene que hacer diversos cambios en su negocio publicitario en línea, por lo que debe pagar una multa de US$ 270 millones. Un acuerdo antimonopolio que se concretó con los reguladores franceses ha sido el responsable de esta multa.

El origen de esta pena impuesta a Google surgió tras afrontas un sin fin de demandas en Estados Unidos, debido a comportamientos anticompetitivos. Todos estos procesos judiciales desencadenaron acuerdos semejantes con funcionarios de otros territorios.

La autoridad de competencia Francesa señaló, mediante un comunicado, que había sancionado a Google. Por “arbitrariedad de su posición dominante”, en cuanto al mercado publicitario en línea.

Las acusaciones orientadas a Google

Google fue acusada por tener preferencia con Google Ad Manager, su plataforma encargada de gestionar los anuncios para los grandes editores. Lo que favorece a su propia demanda de anuncios en línea.

El organismo de control manifiesta que, AdX, es el sitio dónde los editores negocian con sus anunciantes en tiempo real.

La Jefa de Antimonopolio de Francia, Isabelle de Silva, dijo mediante un comunicado que: “La decisión que tomamos para multar a Google, en particular, es significativa.”

Prosiguió: “Esta es la primera decisión en el mundo que nos permite evaluar los procesos de licitación algorítmica de la publicidad en el mundo online.”

Así fue como Google llegó a un acuerdo de conciliación, donde se comprometió a proveer a los editores franceses sus datos y herramientas. Las cuales emplearán con otros medios y tecnología publicitarios.

La compañía destaca, a través de su comunicado, que: “En los próximos meses vamos a probar y desarrollar los cambios. Antes de que fueran implementados de una manera más extensa a nivel mundial.”

“Nos comprometemos a trabajar de forma proactiva con los reguladores alrededor del mundo, para mejorar nuestros productos”, añadió.

La causa de la demanda

De Silva expresó que: “Tanto la sanción como el compromiso de Google restituyen la igualdad de condiciones y capacidad a los editores.” De esta forma pueden aprovechar el espacio de publicidad.

El caso hizo continuidad a las quejas de New Corp, el grupo de prensa Belga Rossel, y el grupo editorial de noticias francés, Le Figaro.

A inicios del presente año, Google llegó a un convenio de pagarle a los editores de noticias franceses por su contenido, bajo el nuevo reglamento de derechos de autor. Para luego firmar alianzas semejantes con Seven West Media en Australia y News Corp.

Además, Google está enfrentando diversos casos antimonopolio en Estados Unidos. Incluyendo una demanda de parte del Gobierno Federal. Donde imputa a la empresa de manejar un monopolio ilícito en los mercados de búsqueda en línea y de publicidad.

Por otro lado, Facebook es la segunda compañía que domina la publicidad digital, razón por la cual no lo dejan al margen. Está siendo investigado por los reguladores de la Unión Europea, debido a las afirmaciones de que usan los datos de sus negocios para el beneficio propio. Un aspecto que sigue presente en el resto de gigantes tecnológicas.