SpaceX enfrentada con una empresa de Texas por la búsqueda de gas natural

SpaceX está enfrascada en una pelea legal con una compañía petrolera de Texas por una parcela de tierra que quiere usar para perforar en busca de gas natural. El sitio se encuentra en el sur de Texas, cerca de las instalaciones de Starship de SpaceX, un extenso campo de pruebas para su motor de cohete Raptor alimentado con metano.

Tim George, abogado de la subsidiaria de SpaceX que lucha por la tierra, fue citado por Bloomberg News, que informó por primera vez de la disputa legal, diciendo que las reservas de metano de la tierra se utilizarán “en relación con las operaciones de sus instalaciones de cohetes”.

En presentaciones ante un regulador de energía de Texas, la subsidiaria de SpaceX, Lone Star Mineral Development LLC, exigió que Dallas Petroleum Group (DPG) LLC, que reclama la propiedad de los pozos en la tierra, desocupe los pozos para fines de 2020. La empresa de Elon Musk afirma que esta compañía de Texas “traspasó ilegalmente e instaló una cerradura en la puerta de entrada para evitar el acceso de Lone Star a los pozos“.

Los registros públicos muestran que SpaceX arrendó la tierra a Mesquite Energy Inc. en junio de 2020. DPG dice que mantiene el derecho a los pozos en la misma parcela de tierra y le pidió a un juez que desestimara los reclamos de Lone Star.

El caso se encuentra actualmente ante la Comisión de Ferrocarriles de Texas, una agencia reguladora estatal. Los tres comisionados de la Comisión votarán sobre el resultado del caso una vez que un juez emita una “propuesta de decisión”, dijo un portavoz de la agencia al medio estadounidense The Verge, un proceso que podría llevar varios meses.