Diferencias entre marketing digital y marketing tradicional – ideas y plan


En pocas palabras, el publicidad digital es un conjunto de técnicas o estrategias que nos permiten promocionar un producto o marca a través de los canales que proporciona Internet.

Con respecto a la mercadeo tradicionall, su concepto hace relato a un conjunto de herramientas que se utilizaban para el marketing antiguamente de la era de internet y se siguen utilizando en la presente.

El marketing digital está de moda

Ese publicidad digital utiliza Internet y todas las tecnologías disponibles en la presente.

Estas tecnologías incluyen la última procreación de teléfonos móviles, computadoras de escritorio de parada rendimiento y otros medios digitales utilizados para promocionar un servicio, producto o marca.

Por lo tanto, este tipo de marketing suele incluir muchas actividades que incluyen no solo comercio electrónico, sino incluso ventas a través de programas de afiliados, publicidad en blogs temáticos, publicidad en redes sociales, entre otros.

El marketing digital es una excelente alternativa, con un presupuesto pequeño que el marketing tradicional, y te permite alcanzar importantes beneficios económicos.

Esto da como resultado un concepto más completo, que se procesa y desarrolla en muchos aspectos. Por ejemplo, pueden trabajar desde sitios web, redes sociales o diferentes plataformas que intentan optimizar una marca y darla a conocer por todos los medios posibles que ofrece Internet.

Esto incluye mostrar una marca, producto o servicio en los motores de búsqueda o promocionarlo a través de las redes sociales, canales de YouTube, sitios web de personas influyentes y suscripciones por correo electrónico.

Campañas de marketing digital y tradicional

Una buena campaña de marketing digital requiere de plataformas digitales aceptablemente diseñadas que no solo permitan atraer al conocido con contenidos interesantes, sino que internamente permitan calibrar y analizar las campañas realizadas, el tipo de beneficiario o conocido objetivo, etc.

Por su parte, el marketing tradicional continúa aplicándose con sus clásicos soportes publicitarios, ya sea presencial, a través de folletos, volantes, afiches y anuncios en televisión, prensa y radiodifusión.

Obviamente, en la presente es aceptablemente sabido lo importante que es no cercar un negocio al marketing tradicional, ya que de alguna forma necesita adaptarse y incluso inquirir publicidad a través de medios digitales.

Está claro que no es difícil para las grandes empresas o corporaciones ejecutar campañas simultáneamente en medios tradicionales y digitales.

Por ejemplo, una empresa de automóviles o bebidas podría complementar perfectamente una campaña en Internet con anuncios en la televisión o incluso con grandes vallas publicitarias en una carretera.

Sin incautación, puede ser más difícil para una pequeña empresa difundir una campaña intensiva para promocionar su producto.

En este caso, sería concebible comenzar con algún tipo de organización de marketing digital, especialmente en redes sociales, que a diferencia de otras formas de publicidad, logra mucho más impacto a un pequeño costo.

Una pequeña empresa incluso podría intentar volver en anuncios de radiodifusión y periódicos si tiene el presupuesto, aunque volver en las redes sociales es muy efectivo en estos días.

Asimismo puede intentar promocionar una empresa pequeña (o incluso sobresaliente) mediante publicidad paga en Google Ads o a través de otras empresas de publicidad en red.

En epítome, podemos aseverar que hoy en día el marketing digital es fundamental para cualquier campaña de promoción de un producto, servicio o marca.

Sin incautación, eso no significa que deban descuidarse las estrategias de marketing tradicionales.

Encima, el marketing clásico no pasará de moda de todos modos, principalmente porque la televisión y los medios impresos ya están al día con todas las tecnologías de la información y la comunicación que corresponden a esta época.



Source link