Exceso de cultura corporativa: ¿tu empresa se parece cada vez más a una secta?


los escasez de talento sufrido hoy por miles de empresas occidentales ha dado paso a una redefinición de la beneficios sociales y planes para mejorar el bienestar de los trabajadores. Sin embargo, traspasar los límites en estas prácticas puede dar lugar a un fenómeno sobre el que los psiquiatras advierten: las “sociedades sectarias”.

De hecho, la definición de este concepto es simple. Es llamado empresas-culto aquellos que van más allá de ciertos límites al aplicar políticas para unir a su personal y promover un buen ambiente de trabajo. En definitiva, esa frase tan habitual que dice que “la empresa es como una familia”, y que es bastante habitual en las pymes.

Tabla de contenidosTécnicas que pueden hacer de tu empresa una de esas «empresas de culto»Dominio del entorno personalExtremadamente exigenteCrear un grito de guerraPremio en la empresa, crítica fueraSi eres emprendedor, aprende a valorar a los trabajadores más rebeldes

Si bien la motivación por el proyecto y el sentimiento de confianza con compañeros y jefes son aspectos fundamentales para la retención de talentos, algunas empresas terminan ir más allá de los límites para borrar la frontera entre el individuo y la organización misma. Algo que, a juicio de los expertos en salud mental, puede desencadenar en serios problemas.

Estas técnicas son utilizadas habitualmente por las empresas, independientemente del sector de actividad al que pertenezcan o de su tamaño. Algunos de ellos pueden ocurrir de manera inconsciente, por lo que es necesario conocerlos de antemano. He aquí algunos ejemplos.

Técnicas que pueden transformar tu negocio en una de estas «empresas de culto»

Control del entorno personal.

Como explica El País, el control del entorno personal es una de las características comunes a la mayoría de las sectas. Aplicada al ámbito empresarial, esta situación se da de forma indirecta, aunque no por ello menos notoria. Por ejemplo, en el entorno de las grandes consultoras, las horas excesivas que suelen trabajar sus trabajadores son un gran obstáculo para una vida social plena, y también uno de los factores que más trastornos de salud mental generan.

máxima demanda

Otro de los factores comunes a todas las empresas de culto es la máxima exigencia con la que tratan a sus trabajadores de las categorías más bajas. Estas organizaciones tienden a vender esta presión como la única clave para la promoción dentro de la empresa, así como una forma de lograr la satisfacción personal.

En las empresas donde esto sucede, sus trabajadores tienden a fidelizarlos, creyendo que todo el trabajo y esfuerzo de las etapas anteriores no debe caer en saco roto en la búsqueda de otro uso. De hecho, es una técnica que puede generar graves trastornos de estrés y ansiedad en los trabajadores, aunque es eficaz para aumentar su fidelidad a la empresa.

Crear un grito de batalla

Esta es una de las fórmulas preferidas por las empresas para hacer que los trabajadores se sientan parte de un proyecto emprendedor. Crear un eslogan o grito de guerra que los trabajadores repitan antes de cada turno es común en grandes empresas como Walmart, donde esto se hace a diario.

Sin embargo, los expertos explican en El País que hay que «tener cuidado y respetar las zonas de intimidad, ya que estas actividades de motivación generalmente tienen como objetivo la intimidad de las personas, a las que se les pide que reciclen para que incluyan a parte de la empresa en esta identidad.

Recompensa dentro de la empresa, crítica fuera

El último elemento de esta lista abarca todos los demás. En realidad, todas las técnicas que utilizan las empresas de culto para convertir a sus trabajadores en parte de “su gran familia” suelen ser muy recompensadas dentro de las propias empresas, aunque desde fuera suelen llamar la atención. En este sentido, debes escuchar a tus amigos y familiares si te alertan sobre alguno de los ejemplos mencionados en este artículo.

Si eres emprendedor, aprende a valorar a los trabajadores más rebeldes

Otro de los grandes fracasos que se dan en el seno de las corporaciones más sectarias es el castigo a la disidencia. Sin embargo, si eres emprendedor, debes saber que tener un empleado “rebelde” en tu equipo puede ser mucho más útil de lo que imaginas.

Esta es la conclusión a la que llegan varios investigadores, que concluyen que los trabajadores más indisciplinados consiguen modificar con mayor eficacia los posibles fracasos de un proyecto emprendedor. Sin embargo, la línea entre ellos y los trabajadores del conflicto es más delgada de lo que parece: mientraslos más rebeldes de tu plantilla cuestionarán algunas de tus decisiones ofreciéndote otra forma de actuarlos conflictos entre los empleados son un verdadero freno para la productividad de la empresa.

En este sentido,involucrar a los trabajadores desde el principioPuede ser una gran ayuda para los empleados rebeldes, así como una gran fórmula para mejorar la productividad y el buen ambiente en la oficina. Para ello, los expertos recomiendandesarrolla tu marca personal,crea tu identidad digitalEso esconvertirlos en embajadores de la empresa.