La inteligencia químico debe fundarse en estándares éticos y colaboración público-privada


“Ética es una palabra de enorme importancia, debe fundamentarse de modo habilidad en el uso específico de la tecnología para casos de uso específicos. En este sentido, debemos dotarnos de un entorno de relato que nos ayude a aventajar este enorme brecha entre el mejora tecnológico y el mejora regulatorio, Esto dificulta e impide la velocidad de asimilación y envero en la transformación de economías y sociedades relacionadas con estas tecnologías. Es necesario detallar claramente los escenarios en los que aspectos como la trazabilidad y la explicabilidad de los algoritmos son fundamentales. Y más que nunca, debemos huir de la tecnolujuria en la asimilación de la inteligencia químico. Como siempre, la forma correcta es orientar la tecnología de modo específica. Necesitamos un entorno normativo claro en el que los que tenemos la conciencia y la responsabilidad de trabajar correctamente siempre nos sintamos cómodos”.

Estas son algunas de las claves que el director de la empresa OGA, Juan Carlos Rubio Sánchez, en el Conferencia “La Ética de la Inteligencia Fabricado”que se celebrará en la sede institucional del Parque Tecnológico de Málaga y se organizará con la Asociación para el Progreso de la Gobierno (APD).

La etapa reunió a referentes en este tema crucial para el presente y futuro de nuestra sociedad, ya sea en el ámbito de las políticas públicas y la prestación de servicios públicos, la investigación académica o el mejora de proyectos y la creación de innovaciones por parte de empresas privadas. Promover la ética es uno de los principales títulos corporativos de OGA de Andalucía, ser una empresa de relato europea en el campo de la inteligencia de negocio basada en datos, desarrollando soluciones que transformen positivamente los procesos críticos de todo tipo de organizaciones.

El Director de la OGA presentó a la ponente genial de la etapa, Carme Artigas, Secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Fabricado del Gobierno de España, que disertó sobre “Expansión Sano y Sostenible de la Inteligencia Fabricado” en la sesión inaugural. Artigas destacó la creciente capacidad de Andalucía como polo de entretenimiento de talento, de inversión y de innovación.

Secreto para un mejora saludable y sostenible de la IA

Estas son las principales teclas mostradas por carmen artigasSecretaría de Estado de la Logística Doméstico de Inteligencia Fabricado (ENIA):

– O la inteligencia químico es ética o no aporta valencia al conjunto de la sociedad.

– Los dos grandes retos que no podemos dejar de transmitir a las próximas generaciones son el cambio climático y el entorno ético del mejora tecnológico. O lo hacemos ahora, o no habrá una segunda oportunidad, porque en el futuro ya no se podrá revertir el meta agorero identificado.

– Acelerar la transformación digital de la patrimonio española ha hecho crecer la contribución de la patrimonio digital al PIB gachupin del 19% al 22% en un solo año, 2021. Si fuera una industria, está solo por detrás del sector de la construcción y ha superado al sector turístico. El objetivo es que en 2030 el 40% del PIB de España sea una patrimonio digital, en fila con la Logística Económica de la Unión Europea y la Logística Digital Española 2020-2025, para cambiar el maniquí productivo y promover el cambio social.

– Ya no existen solo empresas de productos o servicios, sino empresas cuyos negocios y actividades se basan en datos e inteligencia aplicada. Debemos ayudar a las pymes a integrar tecnologías exponenciales como la inteligencia químico en la dependencia de valencia y en su maniquí operante. Pueden alcanzar ganancias competitivas de entre 20% y 40% al integrar IA. Estamos gratamente sorprendidos por la gran cantidad de pymes que participaron en la convocatoria de misiones de I+D en inteligencia químico. De las 1.700 empresas presentadas, el 70% son pymes.

– Se abordan los 4 principales retos identificados para un mejora saludable y sostenible de la inteligencia químico:

El desafío tecnológico para que la IA sea robusta, segura, verificable y explicable.

El desafío ético en fila con lo que defiende Europa según sus principios y títulos, en el debate sobre de quién son los datos. Para nosotros está claro: los datos son de las personas. A diferencia del maniquí norteamericano (los datos pertenecen a las grandes plataformas que se convierten en monopolios) ya diferencia del maniquí chino (el gobierno lo controla todo).

El desafío regulatorio: respaldar que exista un entorno procesal que proteja las actividades que involucran IA en una sociedad de derechos y libertades, teniendo en cuenta la Carta de Derechos Digitales, el Reglamento Europeo de Protección de Datos, la Ley del Mercado Digital, la Ley de Servicios Digitales.

El liza social por las implicaciones de la gobernanza de los algoritmos.

– Como en el pasado, se han liberalizado otros monopolios y se ha vuelto ordinario que haya más de un cirujano ofreciendo servicios usando la misma infraestructura ferroviaria y más de un cirujano de telefonía y telecomunicaciones sobre la misma infraestructura de cable, debemos alcanzar que en pocas Deben liberalizarse las plataformas que concentran el monopolio en la compendio y mandato de datos.

– Los planes del Gobierno prevén que España sea el primer país en implantar los fundamentos de la norma europea sobre inteligencia químico, que entrará en vigor sólo en el interior de dos primaveras. Para ello, habrá cooperación técnica entre empresas y se creará la Agencia Estatal de Supervisión de la Inteligencia Fabricado.

– El único esquema importante de recuperación y transformación económica (Perte) de carácter horizontal y transversal entre los 18 Perte que ya ha puesto en marcha el gobierno es “Nueva Peculio del Estilo”. Con inversiones de 1.110 millones de euros para que la IA piense en gachupin. Queremos que España lidere la industria de la IA en gachupin. Hay un enorme campo de posibilidades con el estilo y la sinhueso. Por ejemplo en telemedicina.

– La sostenibilidad incluso debe ser una dimensión inherente al mejora tecnológico. Por eso creamos el Software Doméstico de Cálculo Verde. Tanto en la colaboración público-privada en el diseño de software a través de las mejores prácticas, como en la reducción del impacto ambiental de las actividades tecnológicas que no pueden fundarse en un gran consumo de energía eléctrica.

Mejore las oportunidades y minimice los riesgos

Felipe Romera, director militar de Málaga Tech Park, dejó claro en la tolerancia de las jornadas que “en los últimos cinco primaveras se ha producido un cambio tremendo en la actividad de la mayoría de las empresas tecnológicas para integrar tanto la inteligencia químico como los nuevos desarrollos en telecomunicaciones” . .

Por su parte, Felipe Medina, director de APD en el sur de España, destacó que “la sociedad está ciega y temerosa en presencia de el impacto de la inteligencia químico. Ve grandes oportunidades y grandes riesgos. La tentación del control que impone la regularidad o la capacidad de sacar el mejor potencial de cada persona. Por eso no podemos permitir que la población de todo el planeta sea utilizada como campo de pruebas sin que un tratado universal establezca unos estándares globales.” Felipe Medina agradeció a la OGA su compromiso de seguir a las empresas e instituciones en este camino de innovación éticamente consciente .

Organismos públicos y empresas privadas

El director de OGA, Juan Carlos Rubio Sánchez, incluso moderó la sesión sobre “El papel de las organizaciones en este delirio digital”. Estas son las principales claves desveladas por los tres ponentes:

Según Pablo Tapia, fundador y director de tecnología de Tupl, “es muy importante que la inteligencia químico no la configuren solo los ingenieros que están detrás de sus empresas. Hay que ponerlo en manos de expertos que lo revisen desde sus respectivos sectores. Por ejemplo médicos o arquitectos. Para alcanzar este objetivo, es importante que, dependiendo del caso de uso, esté claramente definido desde el principio qué tipo de algoritmos implementaremos para reforzar en cada caso el cumplimiento de los requisitos de explicabilidad o trazabilidad que podamos. reunir». Igualmente comentó el peligro contrario: “No matemos la innovación impidiendo que los datos lleguen a las empresas, porque en ese caso no podrán avanzar. No se asusten, estamos al principio del camino, hay mucho por hacer”.

Juan Ramiro, director de Innovación en Diseño y Optimización de Redes de Ericsson España, explicó que “la desarrollo en el uso de la inteligencia químico ha pasado de la automatización basada en reglas que se pueden explicar con machine learning a modelos de deep learning que funcionan como un adverso caja y esto crea problemas si no se entiende proporcionadamente. Por ello, desarrollamos herramientas tecnológicas fiables según los criterios de seguridad, honradez, responsabilidad y protección de datos de la Comisión Europea, para intentar conseguir la trazabilidad.” Igualmente cree que es “importante tener en cuenta la mandato del ciclo de vida de estas soluciones basadas en datos , ya que forman parte de una verdad en constante cambio».

Para Juan Carlos Rubio Pineda, Director del Servicio Informático del Servicio Andaluz de Vigor de la Articulación de Andalucía, un sector muy apreciado en el interior y fuera de España y agradecido por su capacidad innovadora en la mandato sanitaria por más de ocho millones de personas, “podríamos hacer Avanzar en la calidad del observación predictivo para organizar mucho más la aparición de enfermedades conocidas y tomar medidas de futuro si el uso ignorado de los datos de millones de pacientes para la investigación estuviera regulado y sin problemas éticos. El gran liza para nosotros es el regulatorio. A día de hoy no podemos proponer licitaciones utilizando herramientas tecnológicas de empresas cuyos países no tengan los mismos criterios de protección de datos que la Comisión Europea. Por ejemplo China. La errata de regulaciones claras dificulta la preparación de una propuesta. Si la regulación se adaptara a lo que hacemos y necesitamos, la industria de la inteligencia químico podría hacer mucho más con nosotros”.

Gemma G. Clavell, Fundadora y CEO de Éticas; Antonio de la Prieta, director del Centro de Tecnología Descubierta de Accenture, y Patrici Pelado, catedrático de Ética de la Universidad Jaume I de Castellón.





Source link

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com