La regla del silencio de Jeff Bezos y 4 «consejos» para usarla con tu patrón


La regla del silencio a la que recurren los grandes emprendedores Haga una pausa de 10 a 20 segundos antiguamente de replicar a una pregunta desafiante en ocasión de una respuesta inmediata. Al final, es un silencio incómodo que puede inquietar a tu interlocutor.

Los beneficios de practicar esta regla incluyen charlar sobre ella, entrenar su pensamiento, ofrecer respuestas más reflexivas, aumentar la confianza y, lo que es más importante, entender que solo está diciendo lo que quiere opinar.

Sin bloqueo, la aplicación de esta regla no se limita al mundo empresarial. Si lo desea, puede mantenerlos y ingresar a ellos cuando le convenga, por ejemplo, cuando un empleado está de alucinación de negocios con su patrón. Un tenso silencio puede surgir entre los dos en este alucinación conjunto, circunstancia que tesoro Juan Bernhardiadministrador de ventas de BizAwayuna scale-up especializada en viajes de negocios puede convertirse en una oportunidad.

“Un silencio con nuestro patrón no tiene por qué ser un momento incómodo, tenemos que entender aprovecharlo y usarlo sin temor a equivocarnos. Eso sí, siempre con las herramientas adecuadas que garanticen el éxito de la conversación”, explica Bernardi.

Consciente de la ternura del incómodo silencio entre empleado y administrador, Bernardi ofrece 4 consejos importantes que debemos anotar para poder anticiparnos a cualquier silencio o situación incómoda que pueda resultar del intercambio:

1.-Elige las palabras adecuadas

Cuando los histerismo toman el control, uno de los síntomas más conocidos es charlar sin contar las palabras. Por ello, es especialmente importante designar el vocabulario idóneo para la persona a la que nos dirigimos, en este caso nuestro patrón. De esta forma evitamos utilizar determinadas expresiones que pueden dar ocasión a malentendidos.

No es necesario preparar la reunión con prelación, ya que no podemos dominar el tiempo a nuestro antojo, pero podemos inventar las expresiones que más nos convenga evitar.

2.-Cuidado con la comunicación no verbal

Recuerda que todo expresión comunica. Esta afirmación debe convenir grabada en nuestra mente cuando hablamos con nuestro administrador. Cuando estamos en silencio, nuestros gestos adquieren un significado peculiar y es cuando más claridad la atención. Por ello, debemos sostener una compostura que no irradie nerviosismo como los brazos cruzados o el cepillado constante del mechones, sino por el contrario, estar dispuesto a entablar cualquier tema. Podemos hacerlo Inclinar la capital mientras se audición e incluso asentir si el tema nos interesa, todo esto para apoyar la conversación.

3. Perito por un día

Otra de las técnicas más utilizadas cuando no hay ningún tema apto y el silencio ya se está alargando es convertirse en un hábil en un tema con el que los participantes se identifican. Esta sagacidad se claridad «Crítico gastronómico».y se refiere a charlar sobre el plato que se come o el medio de transporte que se viaja en un intento de ofrecer un nuevo tema de conversación global.

Con esta técnica, la persona puede ser experta en todos los factores que la rodean, ya sean objetos, culturas e incluso la compañía con la que viaja.

4º-Pensamiento. siempre fuerte

Una conversación debe alejarse del monólogo constante de uno de los participantes y evitar pregunta tras pregunta, porque este es el decorado consumado para un silencio que ponga fin a la conversación. Por el contrario, y para que la conversación resulte emocionante e interesante, es necesario que expreses tu punto de apariencia sin miedo a equivocarte. Invitar al otro a posicionarse sobre el tema e invitarlo a combatirsi no está de acuerdo, o profundizar en temas comunes aportando experiencias personales.





Source link

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com