Para abrir estos restaurantes en franquicia no necesitarás un local con salida de humos


Simplicidad operativa, mayor agilidad en los procesos, menor costo al hacerse cargo del trabajo en sitio y la posibilidad de acceder a un mayor número de espacios en los que instalar el negocio. Estas son algunas de las ventajas de aquellas franquicias en las que no se requiere el funcionamiento de salidas de humos en el local.

subterraneo

El origen de esta franquicia mundial se remonta a 1965, cuando Fred DeLuca y el Dr. Peter Buck abrieron las puertas en Connecticut al primero de los más de 42.500 restaurantes que ahora operan en más de 110 países, entre los que se encuentran más de 60 restaurantes en España y más de 5.000 en Europa.

Al contar su historia, HQ enumera algunos de los factores competitivos clave que este modelo de negocio acerca al inversor:

Franquicia de baja inversión, una de las más bajas del sector Experiencia no imprescindible Formación inicial y continua tanto para franquiciados como para empleados de nuevos establecimientos Acceso a know-how exclusivo y eficiente El modelo de negocio se adapta a casi cualquier local comercial y no Se requieren salidas de humos.Es una franquicia con una operación muy manejable.Orientación continua para todas las áreas del negocio (operaciones, compras, marketing y publicidad, etc.).

boca de calamar

La sencillez operativa es una de las características de esta marca junto con varias ventajas diferenciales. “Somos la única franquicia dedicada en exclusiva a los bocadillos de calamares, a lo que se suma la venta de calamares en otros formatos como conos, rollitos, paninos, etc., además de patatas fritas”, detallan los impulsores de esta franquicia gallega. “Preparamos el calamar de una manera especial, sin humo ni olor. Efectivamente, nuestro local no necesita salida de humos. Los productos se acompañan de una gran variedad de salsas muy sabrosas, donde destaca nuestra famosa salsa negra, a base de tinta de calamar”.

Los factores competitivos de este concepto de negocio no acaban ahí:

Calidad suprema de las materias primas Cero desperdicio Capacidad para operar la tienda con una sola persona Bajo consumo de energía.

Para articular su red buscan personas con o sin experiencia en restauración, “pero comprometidas, con capacidad de involucrarse en el negocio y con espíritu emprendedor”.

cuenco crudo

Con la baja inversión que requiere el establecimiento del local o la facilidad de su gestión, su oferta gastronómica aparece como otra de las grandes ventajas competitivas de la cadena. “Estamos desplegando una oferta sin parangón en el mercado”, apuntan desde la central. “Cubrimos todos los tiempos de consumo, desde desayunos con tostadas de masa madre integral, zumo y café ecológico, pasando por comidas con pokes, ensaladas y tres variedades de ramen, hasta meriendas con bocadillos, vasitos de frutas, zumos naturales…”.

Para impulsar su crecimiento, buscan principalmente personas que quieran iniciar un negocio. “Nuestro concepto se adapta muy bien a los perfiles de autónomos que quieren desarrollar su primer negocio con profesionales así como a inversores que quieren ver su negocio funcionar prácticamente solo, con unas simples tareas administrativas”.

Alejandro Casado, fundador de la marca, destaca que el criterio que siguen a la hora de diseñar la oferta es que se pueda desarrollar en locales sin salidas de humos, con lo que, además, “se ha reducido mucho el impacto ambiental. Esto se traduce, paralelamente, “por plástico cero, compras de bienes nacionales y, en la medida de lo posible, proximidad y estacionalidad”.

sushimore

La franquicia ofrece a los asociados dos modelos comerciales, especialmente diseñados para espacios reducidos: el local y el stand Sushimore de 23 metros cuadrados.

Los productos de venta al público se elaboran el mismo día y ofrecen un menú de más de 30 variedades de sushi y sopas. Otro aspecto a destacar es que el local no requiere cocina, evacuación de humos ni personal cualificado. Desde el departamento de Formación de la central se encargan de formar y acreditar a los futuros trabajadores seleccionados por el franquiciador.