Un modelo exitoso de diversificación en el comercio electrónico


Corría el año 2009 cuando Alberto Prat decide crear su propia marca de máquinas de jardín. En ese momento, el comercio electrónico estaba dando sus primeros pasos en España, y el emprendedor identificó la oportunidad de convertirse en uno de los primeros jugadores en un mercado que aún no había sido explorado.

Trece años después, el tiempo le ha dado la razón a Prat, cuya empresa, Prat Brands, ha crecido con éxito hasta convertirse en uno de los jugadores de comercio electrónico más desarrollados en 2021. En concreto, consiguieron facturar 36 millones de euros entre sus seis marcas: el Greencut original, dedicado a las máquinas de jardinería; Fitfiu, marca de fitness con la que facturó 22 millones el año pasado; McHaus, muebles de diseño; Lalaloom, especializada en juguetes y muebles infantiles, y Playkin, especializada en el sector del juguete.

Poco queda de la estructura corporativa original, que actualmente está dirigida por Mireia Calvet, que empezó a trabajar en Prat Brands casi desde el principio. “Fue un proceso natural. J’ai grandi au sein de l’entreprise et j’ai vécu tous les processus que nous avons suivis, donc la transition a été très facile pour moi et pour l’entreprise, où pratiquement rien n’a changé », apprécie-t -Él.

Orientación internacional

Pero, ¿cómo triunfar en el sector del comercio electrónico con marcas tan diferentes entre sí? Para Calvet, lo principal es realizar un gran análisis del mercado, siempre “en función de la demanda”. Así identificaron los sectores en los que inicialmente los consumidores mostraron un mayor interés, “aunque nuestro objetivo actual es crecer verticalmente, potenciando todas las marcas que ya tenemos en el mercado. Creemos que todavía les queda mucho camino por recorrer y que podemos, por un lado, ampliar el catálogo y, por otro lado, desarrollarnos aún más internacionalmente.

Para ello, desde sus oficinas de Valls, Tarragona, trabajan todo el proceso creativo, desde el diseño hasta el control de calidad, pasando por moldes, packaging y manuales. Solo subcontratan la producción, que es en Asia y Turquía, a fábricas que suelen trabajar en exclusiva para la empresa.

En cuanto a la logística, una fábrica de 15.000 metros en Valls y el almacén de 4.000 metros recientemente inaugurado en Narbona (Francia) permiten dar servicio a toda España, pero también a Francia, Alemania, Portugal, etc. En este sentido, conviene Cabe señalar que el 44% de la facturación de Prat Brands se realiza fuera de las fronteras nacionales.

estructura horizontal

Si las cifras de crecimiento hablan por sí solas, la trayectoria de Prat Brands no ha estado exenta de dificultades. Como reconoce su consejero delegado, “hemos experimentado un crecimiento muy fuerte. A veces cuando pasa esta situación, las empresas que están creciendo tan rápido tienen que dejar de crecer para no morir de éxito. A nivel organizativo también, porque el equipo es el motor de una empresa”.

En este contexto, Calvet marca el punto de inflexión de la empresa al cambiar su estructura. En un principio, el crecimiento se hizo de forma tradicional y jerárquica, lo que se convirtió en un problema “porque las cosas se estaban haciendo lentas, los egos impedían que la información fluyera…”. Para solucionarlo, “decidimos hacer una reforma horizontal. Nos hemos trasladado al modelo americano, a Silicon Valley”.

Entonces, empezaron a dividir el negocio en unidades de negocio, que en su caso son las marcas. Dentro de cada una, hay personas dedicadas a las compras y ventas, a la comunicación, a la atención al cliente… informática. Ahora nos organizamos por equipos”, explica Calvet.

Este cambio de paradigma ha permitido a Prat Brands centrarse por completo en el cliente, una de las grandes obsesiones de las empresas dedicadas al comercio electrónico. Para marcar la diferencia, su equipo está en constante innovación para poder llegar de forma más directa a los consumidores.

La última novedad en esta etapa fue la posibilidad de atender a los clientes a través de videollamadas, algo que para el director general de la compañía choca con el concepto de chatbot que triunfó. “Parece que hemos pasado de automatizar completamente todos los procesos a una proximidad mucho más cuidadosa, aunque lleve más tiempo. Al final, el cliente termina agradeciéndote y muchas veces repite su experiencia de compra contigo”, dice.

El propósito de los empleados

Aunque la atención al detalle con los clientes fue la principal motivación para pasar a una estructura horizontal, Calvet no pierde de vista la importancia de contar con buen manejo de personal.

“Empezamos a pensar que todos los que ingresaban a la empresa tenían un propósito y, sobre todo, investigamos mucho sobre cómo era la persona para encontrar a la persona ideal”, explica. “Hay gente cuyo proyecto de vida es conseguir un trabajo para pagar una hipoteca y comprar sin control, es algo que siempre nos han inculcado”, continúa. “Cuando les preguntamos qué les gusta en su vida diaria, vemos que todos tienen una pasión, talentos… Tratamos de unir estos talentos y sueños con la visión de la empresa, para que los candidatos que se sientan más empoderados y con más capacidad para seguir contribuyendo”.

En la práctica, este modelo impresiona tanto por sus resultados como por las iniciativas encaminadas a mantener la motivación de todos los trabajadores de Prat Brands. Sus oficinas cuentan con un tobogán -al más puro estilo Silicon Valley- así como con guardería, pista de pádel en la terraza, futbolín, servicios de nutricionista y psicóloga. En definitiva, un ambiente tan propicio para el trabajo que permite a su personal” no solo cambiar un servicio por un salario, sino un proyecto a más largo plazo, un propósito vital…»

las claves para crecer

En última instancia, un gran mercado, como Amazon o eBay, lo que le brinda es visibilidad. Es “un escaparate en el centro de la ciudad”, que tiene una alta concurrencia no solo por su marca. Esto facilita que los consumidores terminen comprando sus productos. Es como pagarle a una tienda principal para que su nombre salga a la luz. Sin embargo, debe pagar comisiones que, por supuesto, afectan el beneficio. Estas son algunas de las claves que hicieron grande a esta empresa:

Un modelo híbrido. Prat Brands ha optado por empezar trabajando con las plataformas de comercio electrónico más conocidas, como eBay o Amazon, y las mayores empresas de cada uno de sus sectores de marca, como Decathlon, Maisons du Monde, Leroy Merlin o El Corte Inglés. Todo, sin perder de vista el comercio físico. “Hace tiempo que se confirma que lo normal es un modelo híbrido. Somos personas y lo que ves con tus propios ojos y puedes tocar siempre aporta un valor agregado. Por eso, también queremos entrar en estos espacios, siempre desde el punto de vista de la sostenibilidad y la cercanía que nos ha traído la pandemia”, explica Calvet.

Relación con las plataformas. Para el director general de Prat Brands, es importante “la relación constante con los servicios, para que juntos analicen qué funciona, cuándo hacer campaña y cuándo no, para evaluar el alcance de esas campañas, los aspectos a mejorar… C Es muy importante tener a alguien cercano y dedicado.

Resolver contingencias. “Hay que tener claro que es importante estar muy atento a lo que viene, porque después de la pandemia han cambiado muchas cosas. La capacidad de anticiparse a lo que puede pasar y adaptarse es crucial. En nuestro caso, el cambio a estructura plana y La filosofía de mente abierta nos ha ayudado a que los equipos no sufran tanto, todavía estamos fuera de la zona de confort y todos entendemos que es solo ‘un bache más, cosas que pasan y ya está’.

Con un ojo en el metaverso. “Creo que todavía es pronto, aunque me atrevería a decir que será un valor agregado, eso seguro. Nunca hay blanco o negro. La virtud está en el medio, y será saber dónde funcionará y dónde ganó. ‘t. A veces todo es tan nuevo que si te pones en el primero aprendes por ensayo y error. Para nosotros es importante empezar a meternos y saber dónde podemos generar valor añadido en el metaverso, sin perder de vista nuestra actividad orgánica. ”.

Principales retos y tendencias

Una de las claves que explica el enorme crecimiento de Prat Brands en los últimos años está ligada a la llegada de la pandemia. El Covid-19 ha acelerado mucho el crecimiento del comercio electrónico, aunque dos años después de las primeras restricciones han surgido otros grandes problemas que han tenido que ser abordados, como la crisis de abastecimiento, que amenaza con marcar la agenda de los negocios en los próximos años. venir.

Por tanto, una de las claves para Calvet será seguir “una filosofía de constante adaptación y apertura de miras”. En este sentido, el consejero delegado de Prat Brands admite que el aumento de costes de los últimos meses ha obligado a la compañía a tomar medidas como reducir el número de navieras y negociar muy bien con ellas a corto plazo.

“Estamos viendo la evolución del mercado en los próximos meses y tenemos que preguntarnos si debemos seguir importando de estos países o cambiar nuestro sistema. También desde el punto de vista de la sostenibilidad, que es un aspecto que cada vez se tiene más en cuenta y en el que estamos trabajando para satisfacer a nuestros clientes”, especifica.

Además, internacionalización Esta es otra de las palancas de crecimiento de una empresa dedicada al comercio electrónico, independientemente del segmento al que se dedique. En este sector se suprimen las fronteras, aunque hay que tener en cuenta las características de cada mercado.

Para ilustrarlo, Calvet recuerda sus primeras experiencias fuera de España, en 2011, cuando decidieron dar el salto a Alemania y se dieron cuenta de que sus clientes tenían ventaja. «Pour être venu ici, nous savons déjà que d’autres mesures doivent être prises, notamment à travers les places de marché elles-mêmes pour analyser chaque marché et savoir si c’est le bon moment pour saisir chaque dossier», explique-t -Él.

Todo esto sin perder de vista las nuevas tecnologías que parecen seguir transformando una industria con un gran potencial. Sobre todo, en aspectos como las redes sociales, donde las nuevas plataformas tienen un gran impacto. “Si el consumidor está en redes como TikTok, también debes estar ahí como negocio e investigar por qué encontrar tendencias de consumo que agreguen valor a tu marca es un valor esencial hoy para sobrevivir”.

Ante la situación de incertidumbre internacional que estamos viviendo, 2022 será para Prat Brands un año para “asentarse y seguir sentando las bases” que permitan un desarrollo sostenido en los próximos años. R) Sí, su objetivo para este año es alcanzar una facturación aproximada de 50 millones e incrementar el peso de nuestras webs propias hasta alcanzar el 40% de nuestra cuota en dos años”. Un objetivo ambicioso -dado que actualmente no llega al 10%- que marcará el éxito de su gran objetivo a medio plazo: superar los 100 millones de euros facturados en el año 2025.

Evolución de la empresa

El crecimiento de los ingresos de Prat Brands ha sido constante en los últimos años, pasando de solo dos millones en 2014 a los 49 con los que esperan acabar 2022. Estos datos también se reflejan en su número de empleados, que ha pasado de nueve en 2014 a 100 este año, y en los metros cuadrados destinados al almacenaje de sus productos, que han pasado de 3.600 a 15.000.