Barbell Strategy – Qué es, definición y concepto | 2022


La estrategia Barbell es un método de inversión que centra el diseño de la cartera en activos de alto y bajo riesgo. Busca un equilibrio entre ambos perfiles de inversión.

Al adoptar una estrategia Barbell, el inversor persona física o jurídica busca la adaptación a los cambios y la volatilidad del mercado.

Un inversor que elija implementar la metodología de cartera de Barbell buscará cierto nivel de equilibrio.

Es decir, basarás tu cartera en dos partes diferenciadas por su nivel de exposición a los riesgos de mercado.

Este punto se suele aplicar para evitar la denominada zona de riesgo medio, ya que mantiene posiciones con un nivel de riesgo alto o un nivel de riesgo muy bajo.

Creación de la estrategia de la barra

A finales del siglo XX, el escritor y divulgador económico Nasim Nicholas Taleb creó esta directriz de inversión basada en el principio de lo inesperado.

Específicamente, argumentó que la existencia de cisnes negros es posible en un mundo donde los cisnes blancos son considerados únicos.

Básicamente, Taleb asumió que siempre había volatilidad en los mercados, que se puede utilizar para generar ganancias y pérdidas de inversión.

Por eso desarrolló este concepto económico que establece carteras con dos partes muy diferentes y con significados diferentes.

Comúnmente, esta estrategia ampliamente extendida se denomina mancuerna o peso de mano.

Cómo funciona la estrategia con barra

Como se ha indicado, este método se asimila a una pesa o mancuerna formada por una barra y dos extremos ocupados.

De esta forma, se representa una brecha o desequilibrio entre dos extremos diferenciados que representan dos realidades en un portafolio de inversión:

  • Perfil muy arriesgado. Responde al perfil inversor más atrevido y con mayor probabilidad de sufrir volatilidad.
  • Perfil de riesgo muy bajo. Este otro perfil es más cauteloso y trata de completar una cartera con activos fiables y poco susceptibles a los cambios de los mercados financieros.

Sentido financiero de la estrategia con barra

Lograr un equilibrio armonioso entre ambos aspectos puede facilitar al inversor la consecución de la rentabilidad tanto en periodos de volatilidad económica (crisis, periodos inflacionarios…) como en periodos constantes del ciclo económico.

Es decir, ante posibles perturbaciones financieras, la cartera tendrá la suficiente fiabilidad para seguir generando beneficios.

En este sentido, existen infinitas posibilidades a la hora de diseñar un portafolio con este enfoque. Aunque es común combinar instrumentos como la renta fija (baja volatilidad y con menores ganancias potenciales) con otros más riesgosos o más volátiles.

Por ello, es el perfil del inversor el que debe adaptar su cartera en la proporción que mejor se adapte a su nivel de aversión al riesgo.



Source link