Bre-X – Caudal


Bre-X era un asociación canadiense de empresas creado por David Walsh en 1989. La empresa se vio envuelta en uno de los escándalos más conocidos de la industria minera cuando se descubrió que sus muestras de oro eran fraudulentas.

El patrón y corredor estadounidense David Walsh creó Bre-X, una empresa de bajo valía que ha sido clasificada como «movimiento de centavo». Sin bloqueo, la historia de la empresa se habría hecho trizas cuando el geólogo John Felderhoff se asoció con la empresa en 1993.

en investigación de oro

La reputación de Felderhoff lo precedió, ya que hace mucho tiempo se topó con una mina de oro en Papua Nueva Guinea. Como buscador de oro experimentado, se acercó a la empresa para comprar un contorno en Doblez, donde afirmó sobrevenir incompatible cantidades significativas del metal precioso.

Felderhoff, quien en su carrera empresarial ocupó la vicepresidencia de la empresa Bre-X, se apoyó en el trabajo del todavía geólogo Michael de Guzmán, quien dijo que en la mina de Busang (Doblez) todavía había ingentes cantidades de oro. . En 1997 llegó a afirmar que se podían encontrar hasta 5 millones de toneladas de oro y, en un simposio de JP Morgan, elevó la cantidad de ese preciado metal a 13 millones de toneladas.

Tales reclamos convirtieron al depósito de Busang en la reserva de oro más excelso del mundo. Todo ello ha provocado que el valía de la que había sido una empresa insignificante como Bre-X se eleve estratosféricamente hasta los 6.000 millones de dólares.

Todo parecía ir derrota en popa para la minera, que en agosto de 1996 dio el brinco a índices bursátiles tan prestigiosos como el Nasdaq.

¿El depósito de oro más excelso del mundo?

En ese contexto, las empresas mineras obtuvieron licencias para tratar en lugares como Perú o en tierras de las ex repúblicas soviéticas. No había duda de que el supuesto éxito de Bre-X había provocado una nueva fiebre del oro.

Sin bloqueo, en 1996, el dictador indonesio Suharto quería una parte sustancial de las ganancias del campo Bre-X en Doblez. A pesar de la interrupción temporal de las obras, Suharto finalmente llegó a un acuerdo para quedarse con parte de las ganancias. Mientras tanto, la empresa minera Freeport se haría cargo de la supervisión de los campos.

Cuando Freeport inspeccionó el campo de Busang en la isla de Doblez, se descubrió que no existían cantidades astronómicas de oro. Todo era una mentira. Y es que el geólogo Michael de Guzmán había falsificado las muestras de oro.

Es cierto que, ayer de la inspección de Freeport, los geólogos ya dudaban de las muestras de De Guzmán, pues no había forma confiable de revisar su fiabilidad.

Un gran escándalo estaba a punto de explotar.

El fraude sale a la luz

A pesar de que en febrero de 1997 el gobierno de Indonesia, Freeport y Bre-X formaron una sociedad a través de una empresa conjunta, no había oro en Busang.

El mismo Michael de Guzmán se suicidó tirándose de un helicóptero. Sin bloqueo, existe una gran controversia sobre las circunstancias de su crimen.

El escándalo finalmente estalló delante el ojo manifiesto, dejando a John Felderhoff y Michael de Guzmán como los principales culpables. De hecho, fue particularmente sorprendente que Felderhoff, poco ayer de que saliera a la luz el fraude, vendió acciones de Bre-X por un monto de $ 80 millones.

El neoyorquino David Walsh (creador de Bre-X) y su mujer todavía se deshicieron de las acciones de la empresa, vendiéndolas a lo grande de 1996 por cuantiosas cantidades.

Los ahorradores, las grandes víctimas

Bre-X ha construido una excelente reputación y se presenta como una empresa sólida que ofrece grandes retornos. Prueba de ello es el hecho de que la compañía cotizó en el prestigioso índice canadiense TSE-300.

Pero cuando se descubrió la gran mentira del campo de Doblez, la empresa se caldo debajo. Todo esto ha deslizado a muchos ahorradores canadienses. Los administradores de inversiones y los fondos de pensiones que habían invertido en la empresa minera sufrieron pérdidas devastadoras.

Una avalancha de demandas, muchas de ellas iniciadas por accionistas, golpeó a la empresa. Grandes bancos de inversión como Lehman Brothers y JP Morgan todavía se han enfrentado a juicios por aconsejarles volver en Bre-X.

En medio de una situación insostenible y con un depósito donde no había oro, Bre-X terminó en bancarrota en diciembre de 1997.

Por su parte, David Walsh, que se fue a radicar a las Bahamas, murió de un infarto en 1998, mientras que Felderhoff fue absuelto por los tribunales. El tribunal todavía dictaminó que los corredores que les habían prudente apoderarse acciones de Bre-X no podían ser demandados.



Source link