Bullet bonus – Qué es, definición y concepto | 2022


El bullet bond es un tipo de bono que se distingue principalmente por la amortización del capital en la fecha de vencimiento.

En comparación con otros tipos de títulos de deuda, el bono bullet se caracteriza por el reembolso total al vencimiento.

En otras palabras, los bonos bullet ofrecen a los emisores de bonos la capacidad de pagar su valor nominal a largo plazo.

Por lo tanto, los emisores de esta forma de deuda (tanto privados como públicos) crean calendarios de amortización específicos. Según ellos, los pagos periódicos de intereses se establecen con un pago final previamente establecido).

Cómo funciona un bono de bala

Los pagos periódicos que el tenedor de este bono recibirá del emisor consistirán exclusivamente en los intereses generados.

Por tanto, estos cupones (generalmente mensuales) conllevarán un pago periódico de intereses hasta el vencimiento del valor, donde el principal se pagará junto con los intereses de la última franja temporal posterior al último cupón.

Este modelo de bonos está muy extendido en algunos sectores financieros, destacando entre ellos el sector público. Prueba de ello es la extensión a los bonos emitidos por el Estado.

Principales características de un bullet bond

Frente a otros tipos de bonos existentes en el sector financiero, los bonos bullet se distinguen por la satisfacción de una serie de características:

  • riesgo futuro. Desde el punto de vista del emisor, es necesario tener en cuenta el riesgo de tener que pagar el principal al vencimiento. En otras palabras, requieren previsión ante cualquier cambio en la situación económica.
  • Perspectiva a largo plazo. Para el dueño o tenedor de este título de deuda, es una inversión a largo plazo. Por lo tanto, su desempeño es hacia el futuro a medida que se reciben cupones de interés periódicos.
  • herramienta oficial. Su uso por parte de la Administración responde en muchas ocasiones a la necesidad de financiación pública. Por lo tanto, las balas son una herramienta económica básica.
  • Palanca. La práctica de emitir posteriormente bonos de esta categoría (esta acción se conoce como refinanciación) lleva a las organizaciones a encontrarse con situaciones de apalancamiento financiero.

Siguiendo con el último punto, muchas empresas utilizan este tipo de bonificación cuando su idea de negocio es a largo plazo.

Dicho esto, es común en el ámbito financiero encontrar bonos bullet emitidos por empresas de reciente creación, que necesitan financiación para iniciar su propio negocio.

Alternativamente, el perfil del inversor que emprende la adquisición de bonos de este tipo suele identificarse con una aversión al riesgo media y alta.

Por lo general, estos son inversores que buscan complementar sus carteras para obtener ganancias a largo plazo y baja volatilidad.



Source link