Carta de crédito transferible | 2022


Una carta de crédito transferible es aquella que se puede extender total o parcialmente a un segundo beneficiario. Esto, a solicitud del beneficiario original o del primer beneficiario.

En otras palabras, una carta de crédito transferible es aquella que, como su nombre indica, solo puede transferirse en parte o en su totalidad. Es decir, la transferencia se puede realizar por la totalidad del importe del documento o solo por una parte del mismo.

Lo habitual es que las cartas de crédito se utilicen en operaciones de comercio exterior. Por lo tanto, estos documentos son emitidos por los bancos comerciales para garantizar el pago de los bienes.

La carta de crédito garantiza al vendedor o exportador que, una vez cumplidas las condiciones del contrato de compraventa, el banco emisor del documento se hace cargo del pago correspondiente a la venta.

El propósito de utilizar una carta de crédito es brindar mayor confianza a los agentes que están realizando transacciones. Esto, en un contexto en el que ambas partes (importador y exportador) se ubican en diferentes partes del mundo.

Partes de una carta de crédito transferible

Las partes involucradas en una carta de crédito transferible son:

  • Solicitante: El comprador o importador que solicita la carta de crédito del banco.
  • Primer beneficiario: Suele ser el intermediario.
  • Segundo beneficiario: Es el vendedor o exportador quien finalmente recibe la carta que garantiza el pago de su mercancía.

Algunas consideraciones

Algunas consideraciones sobre la carta de crédito transferible:

  • El banco que emite el documento evaluará al solicitante como en cada solicitud de préstamo.
  • Al momento de la transferencia se puede acortar la fecha de vencimiento de la carta, así como la última fecha de presentación de los documentos y el plazo de envío.
  • Cualquier precio unitario indicado en la carta puede ser reducido.
  • La carta puede contener una cláusula que la haga transferible únicamente dentro del país del primer beneficiario.
  • A menos que se indique lo contrario, este es un documento transferible por única vez. Es decir, no puede transferirse a un tercero beneficiario.

Ejemplo de una carta de crédito transferible

Supongamos que el importador A instruye a un intermediario para que compre bienes. Por este motivo se solicitó al banco un crédito documentario transferible por importe de 15.000 euros. Este documento se extiende al intermediario, que es el primer beneficiario.

Una vez que el corredor encuentra al proveedor de los bienes, le pide al banco que transfiera la carta de crédito al exportador. Esto, por un importe de 15.000 euros o menos, en función del acuerdo alcanzado en la compraventa.



Source link