Casa de bolsa – Qué es, definición y concepto | 2022


Una casa de bolsa es una institución intermediaria entre compradores y vendedores de valores de renta variable y renta fija.

En este sentido, las casas de bolsa ganan dinero cobrando tarifas y comisiones derivadas de dichas transacciones. También ofrecen una variedad de servicios financieros relacionados con la consultoría y la investigación.

Características de la casa de bolsa

Estos organismos están integrados por intermediarios debidamente autorizados que realizan actividades de intermediación. Estos corredores se especializan en diferentes instrumentos financieros para brindar la información más detallada y precisa posible. En consecuencia, las fortalezas de la casa de bolsa dependen de esta especialización. Por ejemplo, puede haber firmas de corretaje que se especialicen en acciones, bonos, fondos mutuos u opciones.

También pueden ofrecer servicios bancarios como emisión de cheques y tarjetas. Esto, respaldado por el saldo que los clientes mantienen en sus cuentas. Además, en algunos casos, pagan intereses que pueden ser superiores a los que ofrecen los bancos comerciales.

Entre los otros servicios financieros que ofrecen se encuentran estudios de mercado y estrategias de inversión. Como especialistas en mercados financieros, asesoran en maximizar las ganancias de sus clientes en base a la aversión al riesgo.

Finalmente, a pesar de estos servicios, pueden convertirse en organizaciones puramente intermediarias que satisfacen las solicitudes de los clientes. Por ejemplo, al ordenarle que compre cierto instrumento específico, evitando la consultoría para la formación de una cartera.

¿Cómo funcionan las casas de bolsa?

Por lo general, la relación entre el cliente y el corredor implica abrir una cuenta con la firma de corretaje. Para ello, el cliente proporciona información básica sobre su persona y sus ingresos. Además, depositas la cantidad de dinero que deseas invertir.

Normalmente, dependiendo de las operaciones realizadas, la organización cobra una comisión. Sin embargo, esta no es la única forma que tienen para generar ingresos. A medida que el negocio se diversifica, aparecen otras fuentes de ingresos. Por ejemplo, gastos anuales o de mantenimiento de cuentas, asesorías, transferencia de bienes y dinero, gastos de inactividad, entre otros.

Estas tarifas, fijas o variables, dependen de cada casa de bolsa y de los planes de afiliados que ofrecen. Por lo tanto, pueden ser indicativos de la calidad del servicio. Por ejemplo, los clientes que manejan grandes volúmenes de dinero pueden disfrutar de tasas porcentuales más bajas.

Además, pueden depender de la rapidez con que la casa de bolsa pueda realizar la operación. En este sentido, serían tasas más altas para transacciones más instantáneas.

Importancia de las casas de bolsa

La función principal de estas organizaciones es conectar a vendedores y compradores para llegar a un acuerdo. El trato se alcanza cuando ambas partes deciden un precio y se ejecuta el trato. Sin la existencia de estas casas, la asimetría de información puede dañar significativamente a cualquiera de las partes en sus posesiones.

Por lo tanto, estos existen para garantizar un precio basado en la situación actual del mercado. Esto ayuda a reducir el riesgo de manipulación del mercado, aunque es posible que no lo elimine por completo.



Source link