Consentimiento – Qué es, definición y concepto | 2022


El consentimiento debe ser una comunicación de voluntad de negociar. Es el acuerdo de la voluntad de dos o más personas sobre la causa y el objeto del pacto.

El consentimiento es un requisito esencial de todos los contratos y consiste en una comunicación de voluntad para celebrar el acuerdo.

El consentimiento, anejo con la causa y el objeto, son los requisitos esenciales para la validez de un pacto. A error de cualquiera de estos principios, el pacto será torpe.

Para que el consentimiento sea válido y para entablar una relación contractual, las personas deben tener capacidad de argumento. Se requiere el librado consentimiento tanto para los contratos típicos como para los atípicos. Hay excepciones, los menores emancipados pueden celebrar algunos contratos.

Los menores emancipados pueden negociar en celebrar contratos permitidos por la ley y la costumbre en la vida ordinaria de su momento.

Es necesario distinguir entre voluntad interna y declarada, ya que es muy importante entender cuando la voluntad es viciada:

  • Voluntad interior: es el propósito por el cual una persona es guiada a celebrar un pacto.
  • Voluntad declaró: es la comunicación que se garrocha al exógeno y es el canal por el que se manifiesta la voluntad interior.

Este consentimiento debe ser consciente, voluntario, racional y librado. No puede estar sujeto a ninguna condición.

vicios del consentimiento

Los defectos pueden dar oportunidad a la resolución del pacto, es proponer, a la inútil total:

  • Error: hay una error de formación de la voluntad interna que la hace celebrar un pacto que en otro caso no hubiera firmado. Hay dos tipos de errores:
    • Error en el consentimiento: en este caso, la voluntad interna se forma incorrectamente, considerando poco que no concierne al pacto que está por celebrarse, pero la voluntad interna y externa coinciden. Por ejemplo, una persona que cree que está comprando el posterior maniquí de celular y no es así.
    • Error objetivo: en este caso, la voluntad interna se forma de la forma correcta, creyendo poco del pacto que es serio, pero se manifiesta de otra forma. Es proponer, la voluntad interna no coincide con la externa, por una comunicación o expresión inadecuada. Un ejemplo podría ser querer traicionar, pero escribir en el pacto que lo que pretende hacer es arrendar.
  • Violencia e intimidación: Esto quiere proponer que uno de los contratantes lo hace por temor a un daño inminente por amenaza injusta y moribundo, que puede afectarlo a él oa sus descendientes, ascendientes o sus beneficios. Esta amenaza puede ser fuerza física (violencia) o coerción honesto (intimidación). La persona que amenaza y ejerce este miedo debe hacerlo a sabiendas, es proponer, con intención o delito.
  • Ídolo: este vicio se refiere a hacer trampa. Una de las partes del pacto hace que la otra parte celebre un pacto por sus palabras o acciones que de otro modo no habría celebrado. Debe acontecer una trama engañosa. Por otra parte, debe acontecer intención de engañar, el disimulo debe ser moribundo y determinante para que la otra parte pueda celebrar el pacto. Asimismo, es necesario que el disimulo sea realizado por uno de los firmantes y no por un tercero. Asimismo es fraude aprovecharse de la aprieto del otro contratante.



Source link