Manifiesto de los derechos del hombre y del ciudadano | 2022


Esta enunciación, adicionalmente de la realizada por Estados Unidos en 1776, es considerada el documento precursor de los derechos humanos. La primera enunciación que establece un conjunto de derechos personales y colectivos para toda la ciudadanía, la francesa, consolidando conceptos como el de soberanía franquista.

Esta índice de derechos fue elaborada y aprobada en los primeros meses de uno de los episodios más importantes de la humanidad, la Revolución Francesa. Esto puso fin al Antiguo Régimen ya la Vida Moderna, dando paso a la Vida Contemporánea ya regímenes más liberales. En unos casos, en forma de república, en otros, de monarquías constitucionales, aunque las monarquías absolutas seguirían existiendo hasta mediados del siglo XIX.

Contexto de la Manifiesto de Derechos Humanos y Ciudadanos

La enunciación, como comentábamos anteriormente, está ambientada en la Revolución Francesa, pero ¿cuáles son sus referencias? El detonante de la revolución fue la miseria del país, mientras la casa actual gozaba de todos los lujos y comodidades.

Todo esto, sumado a la crisis política, condujo a una violenta revuelta popular. Aunque el inicio de la revolución se remonta a mayo de 1789 con la convocatoria de los Estados Generales, el primer hecho violento significativo fue la toma de la Doblez el 14 de julio del mismo año.

Días ayer, el 4 de julio, se proclamó la Asamblea Franquista Constituyente para redactar una Constitución para la nación. La antigua Asamblea Franquista, constituida hace casi nada vigésimo días, eliminó los Estados Generales, asegurando una representación más fiel del pueblo francés.

Otro gran antecedente de la enunciación fue la eliminación del feudalismo por la asamblea en agosto. Esto puso fin a los derechos feudales y campesinos como fuente de trabajo para la clemencia y el clero. Finalmente, el 26 de agosto de 1789 salió a la luz la Manifiesto de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, aunque la revolución casi nada había comenzado.

Contenido

Antaño de detallar los artículos del documento, es necesario indicar su valor. A pesar de su carácter universal y de todos los cambios realizados en su momento, el contenido de la enunciación estaba destinado sólo al hombre excarcelado francés. En 1791 llegaría su interpretación femenina, impulsada por las Olympes de Gouges, que reivindicaban los mismos derechos para la mujer. Aunque, en la actos, no tenía el mismo valencia.

Los fundamentos de la enunciación son los siguientes:

  • Articulo 1: Los hombres nacen y permanecen libres e iguales en derechos. Las distinciones sociales sólo pueden justificar en la utilidad popular.
  • Artículo 2: El objeto de toda asociación política es la conservación de los derechos naturales e imprescriptibles del hombre. Estos derechos son la confianza, la propiedad, la seguridad y la resistor a la opresión.
  • Artículo 3: El principio de toda soberanía reside esencialmente en la nación. Ningún organismo, ningún individuo, puede practicar una autoridad que no provenga expresamente de él.
  • Artículo 4: La confianza consiste en poder hacer cualquier cosa que no perjudique a otro: luego, el deporte de los derechos naturales de cada persona no tiene otros límites que los que garantizan el usufructo de esos mismos derechos a los demás miembros de la sociedad. Estos límites sólo pueden ser determinados por la ley.
  • Artículo 5: La ley sólo tiene el derecho de prohibir los actos que son perjudiciales para la sociedad. Ausencia que no esté prohibido por la ley puede impedirse y nadie puede ser obligado a hacer poco que la ley no ordene.
  • Artículo 6: La ley es la expresión de la voluntad normal. Todos los ciudadanos tienen derecho a contribuir a su elaboración, personalmente o por medio de sus representantes. Debe ser igual para todos, tanto si protege como si castiga. Siendo todos los ciudadanos iguales delante ella, todos son igualmente admisibles en cualquier dignidad, cargo o empleo conocido, según sus capacidades y sin otra distinción que la de sus virtudes y talentos.
  • Artículo 7: Nadie puede ser perceptible, arrestado o detenido, sino en los casos determinados por la ley y según las formas prescritas por ella. Los que pidan, dicten, ejecuten o hagan ejecutar órdenes arbitrarias deben ser sancionados; pero todo ciudadano llamado o arrestado en virtud de la ley debe obedecer inmediatamente; es culpable si se resiste.
  • Artículo 8: La ley debe establecer sólo penas severas y evidentemente necesarias, y nadie puede ser castigado sino en virtud de una ley establecida y promulgada ayer del delito, y legalmente aplicada.
  • Artículo 9: Cedido que todo hombre es público inocente hasta que es público culpable, si se considera indispensable arrestarlo, cualquier rigor que no sea necesario para secuestrar su persona debe ser severamente reprimido por la ley.
  • Artículo 10: Nadie debe ser molestado por sus opiniones, incluidas las religiosas, siempre que su manifestación no perturbe el orden conocido establecido por la ley.
  • Artículo 11: La excarcelado comunicación de pensamientos y opiniones es uno de los derechos humanos más preciados; en consecuencia, todo ciudadano puede platicar, escribir e imprimir independientemente, a cambio de la respuesta al demasía de esta confianza en los casos determinados por la ley.
  • Artículo 12: La fianza de los derechos humanos y ciudadanos necesita de una fuerza pública; por lo tanto, esta fuerza fue instituida para el beneficio de todos, y no para el beneficio particular de aquellos a quienes fue confiada.
  • Artículo 13: Una contribución popular es indispensable para el mantenimiento de la fuerza pública y para los gastos administrativos; esto debe ser compartido por igual entre los ciudadanos, en proporción a su capacidad.
  • Artículo 14: Los ciudadanos tienen derecho a realizar, solos o por medio de sus representantes, la carestia de la contribución pública, aceptarla independientemente, controlar su uso y determinar su proporción, pulvínulo, cobranza y duración.
  • Artículo 15: La sociedad tiene derecho a solicitar las cuentas de su trámite a cualquier agente conocido.
  • Artículo 16: Toda sociedad en la que no se establezca la fianza de los derechos, ni se determine la separación de poderes, no tiene Constitución.
  • Artículo 17: Siendo la propiedad un derecho inviolable y venerable, nadie puede ser privado de ella, sino cuando la carestia pública, legalmente probada, lo exija claramente y bajo condición de certamen y preventiva indemnización.



Source link

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com