Delincuencia Continuada – Qué Es, Definición y Concepto | 2022


La delincuencia continuada consiste en una persona que comete varios hechos delictivos homogéneos en situaciones similares en momentos diferentes. La persona en estas acciones viola la misma norma jurídica.

El delito continuado está compuesto por un conjunto de acciones que en sí mismas ya constituyen un delito, pero que en su conjunto, realizadas por una misma persona durante un tiempo determinado, se evalúan como un solo delito.

Por ejemplo, una persona que comete un delito de hurto todos los días, roba pequeñas sumas, cuando esta persona sea procesada, no será condenada por muchos delitos de hurto sino por un delito de hurto continuo.

El origen de la existencia de este delito continuo se remonta a la Edad Media. Y contra todo pronóstico, pretendía beneficiar al prisionero. En la Edad Media las penas por el tercer delito de hurto eran muy graves, por ello, para evitarlas, se creó esta ficción jurídica donde, a pesar de haber cometido varios delitos, se los procesaba al unísono. Así ha permanecido hasta nuestros días y así se ejemplifica en el código penal.

Delito

Para entender cuál es este concepto, primero es necesario saber qué es el delito.

Consiste en realizar un acto contrario a la ley. Puede ser una acción o una omisión (cuando hubo una obligación de actuar conforme a la ley).

A nivel penal, se compone de tres componentes que lo definen y es así como se estudia en la teoría del delito:

  • Comportamiento típico: ninguna acción u omisión que parezca tener un reproche ético es delito. Sólo será delito cuando tal conducta esté prevista en la legislación penal de cada país. Con esta característica del delito se protege la seguridad jurídica, es decir, saber antes de realizar cualquier acto si es delito o no y saber cuál será la sanción penal.
  • Comportamiento ilegal: debe ser una acción contra la ley y no hay autorización para que tal acción sea contra la ley.
  • Conducta culposa: Debe ser una acción o una omisión que el autor quiera cometer o que haya cometido con imprudencia por no haber tenido el debido cuidado.

Requisitos

Para entender que existe un delito persistente se deben cumplir estos requisitos:

  1. Requisito objetivo: este requisito exige a su vez la identidad de tres actos:
    • El bien jurídico lesionado debe ser homogéneo o idéntico. No habrá delito continuado si se comete un robo una vez y luego lesiones y luego fraude.
    • Los hechos para cometer el delito también deben ser similares: lo mismo es cierto que es el robo de un empleado en una caja registradora, o el que roba en el metro aprovechándose del error de un viajero.
    • Conexión temporal y espacial: debe haber una estrecha cronología entre la comisión de los hechos, no puede ser que la persona haya cometido un hurto en 2001 y otro hurto en 2011.
    • El sujeto pasivo, es decir, la víctima del delito, no tiene por qué ser siempre el mismo.
  2. Requisito subjetivo: el fraude debe haber sido el mismo cuando se cometió el delito. ¿Cuál es el fraude? El defraudador actúa voluntariamente contra las normas, sabiendo que lo que se hace está prohibido y queriendo seguir haciéndolo.



Source link