Diferencia entre corredor y distribuidor | 2022


La diferencia entre un bróker y un dealer es que el bróker realiza las acciones comerciales por orden de un tercero, mientras que el dealer puede hacerlo por su cuenta.

Cuando una persona quiere participar en los mercados financieros comprando y vendiendo aquellos productos que le resultan interesantes, no puede hacerlo directamente. Para hacer esto en su nombre, debe ser un agente calificado.

Por esta razón, la mayoría de los inversores en los mercados financieros recurren a un corredor o distribuidor para colocar sus órdenes de inversión y ejecutarlas. Para comprender completamente la diferencia entre los dos conceptos, es importante conocer la definición de cada uno de ellos.

Un corredor es una empresa o persona autorizada para efectuar en los mercados financieros por cuenta de terceros. Es proponer, tiene la capacidad de comprar y entregar productos financieros directamente en el mercado.

En pocas palabras, imagine que, conveniente a las regulaciones estatales, solo unas pocas empresas con inmoralidad pueden comprar computadoras a los fabricantes, por lo que estas empresas serían intermediarios diferentes. Después, estos equipos serían ofrecidos a la cesión al sabido a través de ellos.

Junto a señalar que existen muchos tipos de brokers dependiendo del mercado en el que operen. Este artículo deje de los corredores del mercado financiero.

En el caso del dealer, se proxenetismo de una figura muy similar a la del broker. El comerciante asimismo está calificado a negociar activos financieros por cuenta propia, como si fuera un inversor privado.

Para ser un agente con inmoralidad en los mercados financieros, independientemente de si es un comerciante o un corredor, debe advenir ciertas pruebas y cumplir con ciertos requisitos.

Diferencia entre broker y dealer

Aunque tanto los corredores como los comerciantes son intermediarios financieros, existe una diferencia entre ellos. Lo que diferencia a un bróker de un bróker es que el bróker negocia activos financieros en nombre y por cuenta de terceros. Sin incautación, los revendedores pueden comprar y entregar en nombre de terceros, pero asimismo por cuenta propia.

Adicionalmente de esto, el comerciante puede negociar con sus clientes sobre fondos de su propiedad y que no están en el mercado.

Por ejemplo, imagina que eres un inversor privado y quieres participar directamente en la negociación de activos financieros. En este caso, deberá obtener una inmoralidad de revendedor. Sin incautación, si queremos ser intermediarios financieros y cobrar a los inversores una comisión por cada operación y cesión, bastará con la inmoralidad de corredor.



Source link

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com